Importancia de las rótulas de suspensión en el confort y la seguridad de la conducción

Analizamos la relevancia de una pequeña pieza que suele pasar desapercibida, pero que resulta esencial en la mecánica del vehículo.

La rótula de suspensión realiza la función de conectar componentes fundamentales del sistema como los brazos de suspensión con los nudillos de dirección y el eje.

Así, permite que la suspensión se adapte y ajuste durante el desplazamiento, manteniendo el equilibrio entre las distintas partes del sistema, para asegurar un óptimo contacto de las ruedas con la carretera, algo que es básico para la estabilidad del vehículo y su adecuado manejo.

Además su contribución al rodaje equilibrado del vehículo sobre la vía ayuda al funcionamiento eficiente del sistema dirección, que a su vez tiene sus propias rótulas para transferir el movimiento del volante a las ruedas.

Adicionalmente, el trabajo que hacen las rótulas de suspensión favorece que otros componentes de su sistema como amortiguadores y resortes puedan funcionar eficazmente para ofrecer una experiencia de conducción agradable, absorbiendo por ejemplo de manera adecuada las vibraciones e impactos procedentes de la vía.

¿Cómo es una rótula de suspensión?

La rótula de suspensión está compuesta de una carcasa de metal y un perno esférico o espárrago que gira dentro de ella. Esta última pieza se aloja además dentro de un cojinete o casquillo. Y todo ello en su conjunto queda dentro de la carcasa metálica, que ha de estar siempre sellada y lubricada.

Como sabemos, la suspensión delantera de un vehículo es un sistema complejo, conformado por diversos componentes y piezas tales como juntas, bujes, cojinetes, etc. Dentro este entramado, las rótulas de suspensión ayudan a conectar los brazos de control y los muñones de dirección, para asegurar un movimiento suave durante el desplazamiento del vehículo.

Para ello, el perno esférico se mueve constantemente mientras el coche se desplaza, facilitando que la suspensión del vehículo se pueda mover y articular correctamente.

Problemas cuando la rótula de suspensión está en mal estado

Si el componente no funciona correctamente se traducirá en una suspensión delantera inestable, e incluso repercutirá en un aflojamiento de la dirección del vehículo, en los casos en los que rótula de suspensión esté muy desgastada.

En este sentido, serán bastante indicativos síntomas como la percepción de ruidos inusuales en la suspensión. Ante estos o cualquier indicio de inestabilidad en el sistema conviene revisar inmediatamente el estado de la rótula, ya que en caso contrario puede dar lugar a averías mecánicas más graves. Por no hablar del riesgo de circular con suspensiones en mal estado y problemas en la dirección, con la vista puesta en la seguridad de los pasajeros del vehículo.

De ahí, la importancia de recurrir a profesionales que diagnostiquen exactamente el problema, y en caso de que haya que sustituir la rótula de suspensión optar por recambios de máxima calidad.

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar