Optimizando el arranque: cuánto tiempo debes esperar antes de conducir para cuidar tu motor

¿Cuánto tiempo necesitas dejar el coche en ralentí antes de comenzar a conducir para no afectar el motor? Estos valiosos segundos pueden evitar averías y extender la vida útil de los componentes internos del motor, especialmente durante las épocas más frías.

El mantenimiento regular es esencial para el motor de tu automóvil, con cambios de aceite, reemplazo de filtros, bujías (en caso de motores a gasolina), y la atención a la correa de distribución. Sin embargo, todos estos esfuerzos pueden ser en vano si no se presta atención a las cruciales fases de calentamiento y enfriamiento durante el uso diario del vehículo.

En artículos previos, hemos destacado hábitos que debes evitar para prolongar la vida del turbo. Ahora, nos enfocaremos en determinar cuánto tiempo es necesario esperar después de arrancar el coche antes de iniciar la marcha para mantener la integridad del motor.

Cuando hablamos de "romper el motor", no nos referimos a una avería catastrófica que ocurra de inmediato. No obstante, si se convierte en una costumbre arrancar el motor y comenzar a conducir de inmediato, podrías enfrentar problemas de confiabilidad a largo plazo, lo que podría resultar en caras reparaciones.

Este cuidado es aún más crucial en invierno, cuando las bajas temperaturas significan que el motor de tu automóvil estará frío la mayoría de las veces que te sientes al volante.

¿Cuánto tiempo debes esperar después de arrancar el coche para evitar romper el motor?

La razón fundamental para esperar antes de comenzar a conducir después de arrancar el coche es permitir que las partes mecánicas ganen temperatura. Esto asegura que el aceite alcance todas las áreas del motor que, al estar en reposo, carecen de lubricación.

El aumento de la temperatura interna del motor permite que todos los componentes recuperen las tolerancias para las cuales fueron diseñados, evitando fricciones innecesarias que podrían resultar en un desgaste prematuro y, eventualmente, en caras visitas al taller.

Por lo tanto, la recomendación general es esperar alrededor de 60 segundos con el motor en ralentí después de arrancar, permitiendo que el motor funcione a un régimen de revoluciones bajo mientras todas las piezas internas se lubrican y la temperatura comienza a subir.

En los automóviles a gasolina, un buen indicador para iniciar la marcha es cuando el régimen de revoluciones vuelve a su posición de reposo, alrededor de las 800-900 rpm. Durante los primeros segundos, el motor gira ligeramente por encima de las 1,000 rpm para acelerar el calentamiento del propulsor.

En vehículos diésel, aunque no se observe un aumento inmediato en las revoluciones durante el arranque en frío, es suficiente con esperar 1 minuto en ralentí antes de iniciar la marcha.

Cuidado y mantenimiento para una conducción duradera

Tomarse un tiempo antes de ponerse en marcha puede marcar la diferencia en la longevidad de tu motor. Estos minutos adicionales son una inversión en la salud de tu automóvil, ayudándote a evitar problemas y garantizando un rendimiento óptimo a lo largo del tiempo. Integrar esta práctica sencilla en tu rutina diaria puede marcar una gran diferencia en la fiabilidad y durabilidad de tu vehículo. ¡Cuida tu motor y tu motor te cuidará a ti!

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar