¿Cómo elegir el anticongelante adecuado para tu vehículo?

En el mundo del mantenimiento automotriz, una pregunta común es: ¿qué tipo de anticongelante debería utilizar mi coche? Los colores variados en los envases, como rosa, azul y amarillo, pueden confundir a muchos conductores. Aquí despejaremos las dudas y destacaremos la importancia de elegir el anticongelante correcto para mantener el sistema de refrigeración del motor en óptimas condiciones.

La importancia de la refrigeración en el motor

El rozamiento, generado por el movimiento interno de componentes como pistones y cigüeñal, produce calor en el motor. Este calor puede reducir el rendimiento del motor y, sin un sistema de refrigeración eficiente, llevar a averías graves o incluso a la rotura del motor. Para evitar estos problemas, es crucial utilizar el anticongelante recomendado por el fabricante del vehículo.

Entendiendo los colores del anticongelante

Aunque los colores como verde, naranja, amarillo, azul o rosa indican características del anticongelante, es esencial comprender que cada fabricante utiliza códigos de colores diferentes. No debemos basarnos únicamente en el color al elegir el anticongelante.

Los colores representan niveles de eficiencia, y la temperatura de congelación está relacionada con la concentración de etilenglicol en el anticongelante. Por ejemplo, una concentración del 10% permite usarlo entre -4ºC y 102ºC, mientras que un 25% abarca desde -12,5ºC hasta 103ºC. El nivel máximo de concentración es del 50%, con un rango de -37ºC a 108ºC.

Tipos de anticongelantes actuales

Existen variedades como G11, G12, G12+, G12++, y G13, pero la elección no debe basarse en cuál es el "mejor", sino en cuál es el más adecuado para las condiciones y motor de tu vehículo. En el vaso de expansión y en el manual del vehículo, se especifica el tipo de anticongelante recomendado.

Evitando problemas

Es crucial usar siempre un anticongelante de la misma marca y características. La mezcla de anticongelantes orgánicos e inorgánicos, o de diferentes tipos, puede causar problemas en el sistema de refrigeración. Solo se pueden mezclar el G12++ y G13, mientras que G11, G12 y G12+ deben usarse sin mezclar. Al leer las instrucciones del anticongelante, notamos que no debe mezclarse con agua y, en algunos casos, con otros colores de anticongelante.

Conclusión: la importancia de seguir las recomendaciones del fabricante

La clave para elegir el anticongelante correcto radica en seguir las especificaciones del fabricante del vehículo. La información sobre el tipo de anticongelante adecuado se encuentra en el vaso de expansión y el manual del propietario. Al tomar en cuenta estas recomendaciones y recordar no mezclar diferentes tipos de anticongelante, aseguramos un sistema de refrigeración eficiente y evitamos posibles problemas en el motor de nuestro vehículo.

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar