¿Sabías qué el vehículo más largo del mundo mide 182 metros y se pensó en propulsarlo con energía nuclear?

Las necesidades de una gran fuerza militar dieron lugar a todo tipo de vehículos personalizados en la época de mediados del siglo pasado, desde aviones a barcos, trenes y vehículos terrestres. El resultado fue el vehículo más largo jamás construido, el Lutorno TC-497. Se dice que este vehículo es el primer tren terrestre de propulsión nuclear que nunca se ha puesto en funcionamiento real.

Robert G. Gilmore Tourneau (R. G. Tourneau) es el inventor de la maquinaria de movimiento de tierras y fundador de Tourneau Technology Ltd. (Tourneau). Es conocido por su contribución a numerosos proyectos en los que se utilizaron sus máquinas, entre ellos la carretera de Boulder que conduce a la famosa presa Hoover, en Nevada (EE.UU.).

El vehículo más largo jamás construido fue un tren terrestre que funcionaba con energía nuclear

Sin embargo, nos interesa especialmente el TC-497, un tren terrestre sin raíles (es decir, con ruedas) inventado por Le Tourneau en la década de 1950, tras varios modelos anteriores como el VC-12, el VC-22 y el LCC-1. Gracias a estos primeros modelos, el ejército estadounidense encargó a Luturno la construcción de una versión mayor y más capaz, el TC-497 Overland Train Mark II, que alcanzó una longitud máxima de 182,8 metros.

El objetivo era que el tren terrestre se utilizara como solución para la cadena de suministro del ejército estadounidense, transportando suministros y armas a lugares inaccesibles sin acceso ferroviario o por carretera.

El Lutorno TC-497 era principalmente una máquina de cabeza, de 14 metros de largo y tan alta como un edificio de una planta. Utilizaba seis enormes neumáticos firestone de más de tres metros de altura, cada uno de los cuales pesaba hasta una tonelada. Dentro de cada rueda había un motor eléctrico y, al igual que muchos coches eléctricos de hoy en día, las seis trabajaban juntas para propulsar el tren. En la década de 1950, también había un sistema de frenado regenerativo

Y generadores sedientos.

El TC-497 estaba propulsado por cuatro motores Saturn 10MC de 520kg, con turbina solar y 1.170 CV cada uno, y generadores de corriente alterna y continua; un motor estaba situado en el tren de control, mientras que los tres restantes estaban situados a lo largo del tren terrestre y conectados a la de alimentación.

Según Overland Train, estos potentes motores, con una potencia total cercana a los 4.700 CV, consumían entre 113 y 227 litros de combustible por minuto y, debido al grave despilfarro de combustible, el Gobierno estadounidense empezó a investigar la posibilidad de que funcionará con energía nuclear a finales de la década de 1950.

En la actualidad, el vehículo principal del TC-497 se conserva en el US Army Proving Ground de Yuma (Arizona).

 

 

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar