¿Cómo están influyendo las nuevas normativas de emisiones en la industria de las motos?

A partir de enero de 2020, las motocicletas tendrán que cumplir la norma Euro 5, pero se ha dió a los fabricantes un año para adaptar los modelos existentes a esta norma. En resumen, Euro 5 exige una reducción del 12% de las emisiones y del 38% de los hidrocarburos y óxidos de nitrógeno con respecto a Euro 4. Con el objetivo principal de proteger el medio ambiente, esta normativa europea redujo las emisiones de las motocicletas para equipararlas a Euro 6, que ya se aplica a los coches. Sin embargo, los automóviles van por delante de las motocicletas en esta materia.

Uno de los puntos más importantes de Euro 5 es la inclusión del sistema OBD de nivel II (On-Board Diagnostics: sistema de autodiagnóstico que determina si una moto supera los límites de emisiones). Más avanzado que su predecesor, el OBD II es un sistema de diagnóstico que avisa directamente al motorista de anomalías en los gases de escape y que ya está disponible no sólo en los servicios oficiales de las marcas, sino también en talleres no oficiales, sobre todo en servicios de T&E que pueden conectarse a la moto para diagnosticar y evaluar si las emisiones del motor están dentro de los límites. Otra cosa que mide el OBD II es el ruido del escape..... y del motor, porque Euro 5 pretende, entre otras cosas, reducir la contaminación acústica de las motos.

¿Qué cambiará con la introducción de Euro 5+?

Los límites de emisiones no cambiarán y estamos a la espera de una decisión sobre las prestaciones acústicas, pero hay sin embargo algunas restricciones importantes. El objetivo de la norma Euro 5+ es garantizar que las medidas de mitigación se sigan cumpliendo a lo largo del tiempo. Antes bastaba con un cálculo matemático que analizaba la degradación; ahora, para Euro 5+, será necesario un control kilómetro a kilómetro para garantizar que las medidas de mitigación siguen siendo válidas a lo largo del tiempo.

El sistema OBD II también se actualizará, y la ECU tendrá que comprobar el sistema al menos el 10% del tiempo de uso del vehículo. También tendrá que comprobar el estado del catalizador y de todos los sensores. La ECU también tendrá que comprobar que el motor es capaz de producir la máxima potencia, lo que no es posible si el motor está sobrecalentado.

La conclusión es sencilla. La nueva norma Euro 5+ hará que las motocicletas sean más avanzadas tecnológicamente y menos contaminantes. Sin embargo, como reconoce Europa, las motocicletas son vehículos de bajas emisiones, que representan una pequeña fracción de otras fuentes de contaminación. Por lo tanto, tendremos motocicletas más avanzadas tecnológicamente, más controlables y, obviamente, más caras.

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar