Las cinco averías eléctricas más comunes en los coches

Los fallos eléctricos en la maquinaria son una de las principales causas de avería. Lo cierto es que el buen funcionamiento del sistema eléctrico es vital, porque de él depende el suministro eléctrico. También interviene en el arranque del coche, en la puesta en marcha del motor y en la alimentación de elementos como las luces o el aire acondicionado.Las cinco averías eléctricas más comunes en los coches

Éstas son las cinco averías más comunes en estos sistemas. ¿Quieres conocer las causas y las posibles soluciones? Sigue leyendo.

Descarga de la batería

La batería es uno de los componentes más importantes, ya que es lo que da energía a tu vehículo. También suele ser el componente que falla con más frecuencia, ya que la descarga puede deberse a muchos factores. Por ejemplo, dejar las luces encendidas, un cable mal conectado, un componente defectuoso... En caso de descarga, lo más habitual es recargar la batería mediante unas pinzas conectadas a otra batería similar. Una vez que el vehículo ha arrancado, el alternador recarga la batería moviendo el propio vehículo. Sin embargo, a veces puede ser necesario sustituir la batería, ya que tiene una vida útil de unos tres años.

Conexión de las bujías

Estos elementos son los encargados de arrancar el vehículo, por lo que es fundamental mantenerlos en buen estado. Pueden presentar averías que impidan su funcionamiento; por ejemplo, son frecuentes los problemas en sus conexiones. Puedes saber cuándo tu vehículo no arranca. Tenga en cuenta que una avería dañará el ciclo de combustión del vehículo.

Fusibles fundidos

Estos elementos se encuentran en todo el sistema eléctrico del vehículo. Se encargan de proteger los distintos dispositivos electrónicos que permiten el funcionamiento del vehículo. También son responsables de evitar que el sistema se sobrecargue: si la corriente aumenta lo suficiente como para dañar el dispositivo, el fusible se fundirá, interrumpiendo el flujo de electricidad. En estos casos, cuando se funden, siempre es aconsejable sustituirlos. Para ello, es útil tener en el vehículo un juego de fusibles nuevos.

Correa del alternador

El alternador puede ser la causa de una descarga anormal de la batería del coche. Una correa del alternador defectuosa o defectuosa puede darte más dolores de cabeza. Deberás comprobar el estado de la correa siempre que el motor esté frío; si el fallo es puntual, deberás sustituirla inmediatamente.

Problemas de bobina

Las bobinas o bobinas de inducción de un vehículo tienen un componente llamado solenoide, cuya función puede ir desde distribuir electricidad al motor de arranque hasta permitir el funcionamiento del cierre centralizado. Un fallo de estos componentes puede confundirse fácilmente con una batería descargada o un motor de arranque defectuoso, ya que la consecuencia más obvia es que el vehículo no arranca o lo hace de forma deficiente.

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar