¿Cómo y cuándo cambiar el aceite para evitar problemas en el motor?

Dirección, frenos, niveles y filtros, suspensión, neumáticos, luces, batería, aire acondicionado, elevalunas y limpiaparabrisas e inyección de combustible. Hay muchos elementos que revisar en el coche antes de salir a la carretera. Algunas de ellas son acciones que se pueden hacer en un periodo de tiempo más largo, pero otras requieren una atención más urgente si no queremos exponernos a consecuencias más graves para nuestro vehículo. Como cambiar el aceite.

El aceite es la savia de cualquier motor, ya tengas un coche diésel, gasolina o híbrido. Es fundamental que vigiles sus niveles y realices revisiones periódicas para que una visita al mecánico de unos 100 euros no se convierta en un grave problema que provoque daños irreparables o cueste más de dos mil euros.

Es fundamental que todo conductor sepa cómo comprobar el nivel de aceite del motor, una revisión que los expertos recomiendan realizar periódicamente (cada dos semanas o antes de viajes largos). En general, la mayoría de los fabricantes recomiendan cambiar el aceite al menos una vez al año para garantizar el buen funcionamiento del motor. El RACE aconseja cambiar el aceite de un coche nuevo cada año o cada 15.000 km, o cada dos años o 30.000 km en caso contrario, lo que ocurra primero. En vehículos más antiguos (de más de 15 años), los cambios de aceite deben realizarse antes de los 10.000 km o cada año, lo que ocurra primero.

El coste de un cambio de aceite puede variar entre 50 y 100 euros en función del tipo de aceite utilizado, el número de litros que necesite el coche y el lugar donde se realice el cambio. Más vale prevenir que curar. Un mal mantenimiento puede acarrear costosos daños en el motor para el propietario del coche, además del quebradero de cabeza que supone tener que cambiarlo si lo necesitamos urgentemente para ir al trabajo o de vacaciones.

Cómo cambiar el aceite

Si, después de leer todo esto, decides cambiar el aceite, lo primero que debes hacer es comprobar si tu vehículo realmente necesita un cambio. ¿Cómo? Midiendo el nivel de aceite actual. Normalmente, la diferencia entre el nivel mínimo y máximo de aceite en la varilla es de aproximadamente un litro de aceite, pero esto depende del vehículo. Lo ideal es que el nivel esté en el medio.

Cuando realices la medición, asegúrate de que el vehículo está en una superficie nivelada y el motor está frío. Abra el capó y busque la varilla de nivel en el motor. La primera medición puede ser engañosa, ya que el nivel de aceite de la varilla puede no corresponderse con el nivel real cuando el vehículo está en marcha. Por eso debemos extraerla y limpiarla. Ahora comprobamos el nivel de aceite. Debe estar entre el indicador de máximo y mínimo. Si está más bajo, hay que rellenarlo para mantener el motor bien lubricado. Si está por encima del valor máximo, tenemos que vaciarlo, de lo contrario puede causar daños graves. Y eso es lo último que queremos para el bienestar del vehículo... y para nuestro bolsillo.

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar