¿Qué hacer si tu coche se daña por el agua?

Como sabes, el agua puede dañar el interior de tu coche. Si derramas una botella pequeña o te pilla un chaparrón, puede estropear tu tapicería, así que hoy vamos a darte algunos consejos para minimizar los efectos del líquido elemento y la humedad.

La aparición de la lluvia durante nuestros viajes puede traer consigo más problemas de los esperados. Por supuesto, es esencial saber cómo reaccionar cuando se conduce con poca visibilidad o cuando el agarre de los neumáticos del coche no es tan eficaz en una carretera mojada.

Pero no debemos olvidar que, cuando llueve, la lluvia puede colarse en el coche y atravesar las ventanillas. En estas situaciones, la tapicería y las alfombras pueden resultar dañadas si no actuamos correctamente. En el artículo de esta semana, te explicamos qué hacer para mantener tu vehículo en perfecto estado.

Una vez que el vehículo está mojado por dentro, lo primero que hay que hacer es comprobar si se ha filtrado líquido bajo las alfombrillas. Si ves que el suelo del coche está muy mojado, debes secarlo con toallitas o un paño absorbente.

Pero, ¿qué hacer si el agua no ha llegado al suelo sino que sólo ha empapado los asientos? Dependiendo de la cantidad de agua que se haya derramado o filtrado en el vehículo, es posible que tengas que desmontar los asientos.

Los deshumidificadores son muy útiles en estas circunstancias, ya que permiten secar las superficies empapadas sin tener que aplicar un calor excesivo como el de los secadores de pelo.

¿Qué hacer si el nivel del agua sube inesperadamente durante una tormenta?

Entonces debes tener en cuenta que si el agua ha llegado a la altura de los neumáticos, lo mejor es tener cuidado y revisar el motor lo antes posible. El arranque puede ser peligroso si el agua ha conseguido penetrar en las partes mecánicas del vehículo.

Por último, si el agua se ha filtrado por las ventanillas, debes comprobar el estado de los componentes eléctricos de tu vehículo. Actuar rápidamente para secar las piezas mojadas es esencial para evitar daños, pero si notas un funcionamiento anormal de los dispositivos del coche, es mejor no posponer la visita al taller.

En resumen, secar rápidamente las partes mojadas de su vehículo es la clave para evitar que el agua dañe su vehículo. Pero cuidado, eso no significa que debas descuidar tu seguridad al volante. Recuerda que llegar a tu destino sano y salvo es más importante que tener que pagar la factura del taller para arreglar los daños causados por el agua en tu vehículo.

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar