Estos son los errores más comunes a la hora de llevar un perro en el coche

Según una encuesta reciente, el 32% de los conductores que tienen mascotas admiten no transportarlas adecuadamente cuando circulan por carretera. Y es que a menudo se piensa que transportamos a nuestra mascota de la forma más segura, y no es así. Viajar con un animal de compañía conlleva una gran responsabilidad que a menudo no se asume o se hace de forma incorrecta. Para garantizar un viaje seguro, hemos enumerado algunos errores comunes que conviene evitar.

1- Transportar a tu mascota son los sistemas de seguridad necesarios

Es un error pensar que pueden viajar en los asientos traseros o incluso delanteros sin ninguna protección. Hay que tener en cuenta que, en caso de accidente o parada brusca, saldrá despedido del vehículo con una fuerza equivalente a 40 veces su peso, en función de la velocidad a la que circule y de las circunstancias del accidente.

2 - Transportar indebidamente al animal creyendo que es seguro hacerlo

Es importante conocer el dispositivo más seguro para cada animal. No se puede transportar un perro pesado y voluminoso con un simple arnés, ya que puede no protegerlo lo suficiente. Si se trata de una mascota pequeña, puede llevarse en un transportín, preferiblemente colocado en el suelo. Un buen lugar es detrás del asiento del pasajero.

3 - Pensar que no conlleva multa

El Código General de la Circulación establece que el conductor debe poner especial cuidado en mantener la posición correcta y que los demás pasajeros la mantengan, así como la correcta colocación de los objetos o animales que transporta para que no haya ningún obstáculo entre el conductor y cualquiera de ellos. La sanción puede oscilar entre 100 y 200 euros en función de la forma en que se desplace el animal. Si se hace de forma negligente, y dependiendo de las consideraciones del agente de tráfico, la multa puede ser de hasta 500 euros y 6 puntos del carné de conducir.

4 - Creer que no es necesario hacer paradas durante el viaje

Al igual que los humanos, las mascotas también necesitan estirarse, bajar del coche para pasear, beber algo, hacer sus necesidades... Los animales necesitan hacerlo más a menudo que nosotros. Por supuesto, esto debe hacerse siempre en un lugar seguro. Por eso es importante planificar los viajes y hacer paradas en las áreas de descanso. Es aconsejable llevar botellas de agua especiales para animales y un cuenco para comida o agua.

5 - Dejarlo en el vehículo en una parada

Hay que tener en cuenta que la temperatura de un coche aparcado al sol aumenta exponencialmente y que el animal puede sufrir un golpe de calor, por lo que si es posible debemos parar en un lugar con sombra.

Más Noticias

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar