Todo lo que necesitas saber para conducir un buggy

Los buggies fueron creados puramente para el entretenimiento, un tipo de vehículo creado para el placer de conducir. Un buggy es un vehículo diseñado para circular por terrenos difíciles, como la arena, las montañas, los caminos de tierra y, por supuesto, las dunas. Cuenta con un chasis ligero, una carrocería minimalista sin techo rígido y unas ruedas de gran tamaño que le permiten superar los terrenos más difíciles.

¿Qué tipo de carnet de conducir se necesita para conducir un buggy?

Para poder conducir un buggy en España, se necesita un permiso de conducir de categoría B. Este permiso también permite conducir triciclos y quads a motor. Las dos categorías son los cuadriciclos ligeros (con un peso máximo de 350 kg y una potencia máxima de 4 kW) y los cuadriciclos normales, que pueden pesar hasta 550 kg y tener una potencia máxima de 15 kW (20 CV).

Los buggies de cuatro ruedas con una potencia superior a 15 kW están homologados como turismos.

¿A qué velocidad va un buggy?

Como todos los vehículos de cuatro ruedas no ligeros y según la propia DGT, "la velocidad máxima a la que pueden circular este tipo de vehículos es de 70 km/h, pero si el todoterreno arrastra un remolque, la velocidad máxima a la que puede circular todo el vehículo es de 63 km/h". Este tipo de vehículo puede circular por todo tipo de vías en las mismas condiciones que los demás vehículos pero sin ignorar los límites de velocidad que existen para ellos (70 km/h)".

¿Es obligatorio el uso del casco?

No se puede conducir un buggy sin el correspondiente casco homologado. También debe ser integral y tener una visera o gafas de seguridad para evitar que la arena, el barro o las piedras se metan en los ojos y dificulten la visión.

Consejos para conducir un buggy

  • Conduce por las rutas establecidas: es aconsejable conducir en zonas con una ruta designada.
  • Conduce a la defensiva: una postura de conducción muy pegada al suelo reduce la visibilidad, especialmente en espacios abiertos. Nunca des por sentado que los demás pueden ver todo lo que ocurre a su alrededor.
  • Evita las curvas cerradas: aunque la velocidad es baja, la estabilidad de estos coches es menor que la de los coches normales, por lo que pueden volcar fácilmente en las curvas cerradas.
  • Cuidado con el sobreviraje y el subviraje: los buggies son coches de manejo más nervioso y es muy fácil saltarse las curvas.
  • Ten cuidado al saltar: es aconsejable soltar el acelerador antes de saltar y luego soltar el acelerador al aterrizar.

Más Noticias

Temas relacionados

Recibe nuestro
boletín de noticias
Recibe todas nuestras novedades y noticias directamente en tu correo electrónico.

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar