Eres George W. Bush y estás tan tranquilamente en tu despacho Oval haciendo tus papeleos de costumbre cuando eres asaltado por terroristas que pretenden acabar con tigo allí mismo, defiendo el despacho Oval y la casa blanca de estos indeseables.

Cargando...

Un momento por favor...