¿Te pones nervioso cada vez que tienes que conducir tu vehículo y no sabes por qué? ¿Tuviste un accidente y, desde entonces, sientes ansiedad cuando te pones tras el volante? Puede que sufras amaxofobia, una patología que produce miedo a conducir y que es más habitual de lo que podemos pensar.

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia es el miedo a conducir cualquier tipo de vehículo. Esta fobia suele aparecer en diferentes grados de intensidad tras vivir situaciones traumáticas al volante, como accidentes, o incluso por llevar mucho tiempo sin conducir. Los últimos estudios estiman que, alrededor de un 28% de los conductores presentan esta fobia a conducir.

Este miedo a enfrentarse al tráfico y a la conducción puede derivar en diferentes síntomas, dependiendo del grado en que afecte a la persona. Sus manifestaciones pueden ir desde un pequeño nerviosismo hasta ataques de pánico que impidan conducir y provoquen que una persona prefiera utilizar el transporte público. En estos casos se recomienda visitar a un especialista para tratar esta patología.

Cómo perder el miedo a conducir

Para comenzar a superar la amaxofobia, el primer paso es admitir que se tiene un problema. Reconociéndolo se puede comenzar a identificar el grado e, incluso, lo que provocó esta fobia a conducir.

Técnicas de relajación

No es necesario comenzar a superar este problema conduciendo. Se puede empezar realizando técnicas de relajación a través de la respiración, como el yoga.

Hacer del coche un lugar en el que te sientas seguro también puede ayudar a que disminuya la ansiedad. Para ello, puedes limpiar el habitáculo, decorarlo con algún detalle que te transmita una buena sensación y pasar algo de tiempo en el interior del vehículo, ajustando los asientos, los retrovisores o sencillamente, escuchando música.

Una vez superado este primer paso se puede conducir en zonas sin tráfico, como polígonos industriales o recintos cerrados, e ir aumentando la intensidad día tras día.

Cursos en autoescuelas

La mayoría de autoescuelas cuentan con cursos de reciclaje en los que se suele abordar la amaxofobia. Comenzar a enfrentarte al tráfico de la mano de un profesional puede contribuir a ganar seguridad a la hora de enfrentarnos a posibles incidentes al volante.


Muchas autoescuelas realizan los cursos para superar la fobia a conducir en el propio coche del afectado, de esta manera aumenta el refuerzo positivo a la hora de gestionar las emociones que surgen al volante.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar