Tras una temporadita de buen clima, solemos conducir con las ventanillas bajadas y sin encender el climatizador de nuestro coche. Por eso, es posible que a la hora de encender la calefacción para no quedarnos helados dentro de nuestro automóvil nos encontremos con el hecho de que arroje un mal olor horrible. A continuación te damos algunos consejos para evitar esta nauseabunda experiencia.

Este mal olor en el aire acondicionado puede impregnar la tapicería, los asientos e incluso puede provocar alergias. El motivo que lo provoca es el poco uso del propio climatizador, lo que favorece la aparición de microorganismos causantes del mal olor.

Limpiar todo bien

Antes de comenzar, lo mejor es limpiar a fondo el coche para asegurarnos de que no hay elementos dentro del habitáculo que puedan ser causantes del mal olor.

Una vez comprobado que el mal olor proviene exclusivamente de los conductos del aire acondicionado, el siguiente paso es limpiar el sistema de climatización. Comenzaremos limpiando todas las rendijas de los conductos del aire con un cepillo especial para ello.

Limpieza interna de los conductos del aire

Una vez todo limpio por fuera, toca ponerse manos a la obra y comenzar a limpiar el interior. Es el momento de encender la calefacción durante cinco minutos y cerrar el vehículo mientras esperamos fuera. Con este proceso se deshumedecerá todo el conducto del aire acondicionado.

Una vez deshumedecido, utilizaremos un producto específico para limpiar los conductos del aire. En el mercado podemos encontrar multitud de sprays para el mal olor del aire acondicionado. Contienen desinfectante y son capaces de eliminar bacterias y hongos.

Antes de utilizar el producto, debemos tomar un tiempo en leer las instrucciones de uso atentamente. Generalmente, basta con echarlo en el interior de todos los conductos accesibles y encender el aire acondicionado a máxima potencia con las ventanillas bajadas durante un tiempo para que haga efecto. Es importante que nadie permanezca en el interior del vehículo durante este proceso.

Una vez pasados los 5 minutos ya se puede ventilar el automóvil y disfrutar de un coche sin olores.

Filtros

Si realizando este proceso todavía recibes mal olor por los conductos del aire acondicionado, es posible que necesites limpiar los filtros. Agua y jabón bastará, pero debemos asegurarnos de secarlos bien. No obstante, si están demasiado sucios es mejor cambiarlos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar