Desde hace un tiempo es común encontrar negocios de venta de neumáticos de segunda mano. Además, las aplicaciones de compra y venta de objetos unidas a la situación económica de muchos conductores han favorecido al mercado de ruedas usadas.

Pero ¿merece la pena utilizar neumáticos de segunda mano? Existe un debate sobre si son seguros y si son tan baratos como parecen, por eso, en todomecanica.com vamos a intentar analizar la posibilidad de ahorrar dinero utilizando neumáticos usados.

¿De dónde proceden?

La verdad es que es casi imposible saber de dónde viene el neumático usado que estamos comprando. Y esto es un punto en contra. Si bien es verdad que la mayoría proceden de autos de renting, cuyos contratos obligan a cambiarlos tras unos pocos miles de kilómetros, también pueden venir de parejas sueltas fruto de un pinchazo, por lo que el anterior dueño ha tenido que cambiar el par completo para equilibrarlos.

No saber de donde proceden, ni el uso que se les ha dado, es uno de los principales motivos que llevan a los consumidores a echarse para atrás a la hora de considerar los neumáticos de segunda mano como una opción. Se trata de unos elementos cruciales para la seguridad y es normal que muchos desconfíen de un producto del que no conocen su historial.

¿Son más baratos?

Un neumático de segunda mano puede costar la mitad que uno nuevo de la misma marca. Según estudios recientes, se ha comprobado que el precio de un milímetro útil de neumático usado sale casi al mismo precio que el de uno sin usar. A más desgaste, menos milímetros útiles. Por ello, aunque los usados son más baratos, también tienen una vida útil menor.

Esto se traduce en que será necesario acudir a cambiarlos con mayor frecuencia, aumentando el precio de la mano de obra y de posibles labores de mantenimiento, como el equilibrado.

Además, la fecha de fabricación es crucial, por lo que hay que tener en cuenta que, aunque no esté demasiado desgastado, un neumático puede caducar, dando paso a grietas, cristalización en el caucho y perdida de seguridad.

Como conclusión, desde todomecanica.com opinamos que no es mucho más barato ni seguro optar por neumáticos de segunda mano en lugar de nuevos. El uso de ruedas usadas está justificado en casos puntuales, como cuando pinchamos una rueda y necesitamos cambiarla. Para ello es una buena opción el mercado de segunda mano, donde podremos encontrar una rueda idéntica, más o menos del mismo año y con un desgaste parecido. En este caso nos ahorraríamos bastante dinero al evitar cambiar el juego completo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar