Irrumpieron en nuestras calles hace un par de años. El año pasado se popularizaron, era el medio de transporte que todos queríamos probar. Y en 2020, el patinete eléctrico ya es algo normalizado, verlos circular forma parte del día a día.

Existen patinetes eléctricos con asiento, con una rueda, con dos, tres y hasta cuatro, incluso sin manillar. Lo cierto es que los patinetes eléctricos tienen muchas ventajas frente a un coche o una motocicleta, pero también tienen algunas desventajas. Antes de adquirir uno, es mejor que las tengas en cuenta.

Ventajas del patinete eléctrico

Fuera atascos

La agilidad y el reducido espacio que ocupa un patinete eléctrico hace que puedas moverte fácilmente entre el tráfico parado y tomar rutas alternativas según te convenga. Esto se traduce en un aumento del tiempo libre, ya que llegarás mucho antes a tu destino.

Transporte ecológico

Muchas ciudades tienen protocolos para la movilidad sostenible y establecen restricciones en sus centros neurálgicos. Debido a que viajas en un transporte poco contaminante podrás sortear sin problemas las restricciones a la movilidad.

Diversión

Por la libertad de movimiento y la agilidad que ofrece, el patinete eléctrico es ideal para todos. Incluso existen modelos de patinete eléctrico para niños. Además, es un medio de transporte que permite alternar la movilidad diaria con divertidos paseos en familia durante el tiempo libre.

Prácticos

Son pequeños, ligeros y los hay que incluso se pliegan, por lo que pueden dejarse en cualquier rincón. A la hora de guardarlo en casa, un patinete eléctrico ocupa menos sitio que una bicicleta, por ejemplo.

Baratos

Tenemos a nuestra disposición un amplio catálogo de modelos que van desde los 300 (Xiaomi Mi Essential) hasta bien pasados los 1.000 euros (Dualtron X). Aunque, por supuesto, ya existe un amplio mercado de compra y venta de patinetes eléctricos de segunda mano.

Tampoco se puede comparar el consumo en gasolina con el gasto eléctrico. Si bien es cierto que se tienen que cargar muy regularmente, su consumo es reducido.

Desventajas del patinete eléctrico

No es un juguete

Aunque una de sus ventajas es la diversión que ofrece, hay que tener en cuenta que se trata de un medio de transporte, por lo que debemos comportarnos con responsabilidad en todo momento. Algunos patinetes son capaces de alcanzar los 60 km/h de velocidad. Pero, aunque solamente vayamos a 25 km/h, un accidente puede resultar peligroso.

Tiempo de carga

Si bien es más barato, el repostaje no es igual de inmediato que el de los vehículos de gasolina. Depende del modelo tendrás que esperar más o menos a que la batería vuelva a estar completa para la marcha.

Autonomía y cuestas

Aunque el fabricante indique las horas de autonomía del patinete eléctrico, ten en cuenta que esta se reducirá alrededor de un 30%.
Estas predicciones de fábrica las hacen teniendo en cuenta que se circule a una velocidad muy baja y en un terreno sin cuestas, uno de los mayores enemigos de la batería. Los patinetes más básicos no soportan pendientes de más del 10-15% de inclinación. Por lo que, si no quieres que tu batería se consuma de una forma alarmante, deberás subirlas a pie.

Siempre encima

Cuando viajas en patinete eléctrico, tienes que llevarlo a todas partes. Si bien ocupa poco espacio y es ligero, puede resultar incómodo en según que situaciones. Debes tener este aspecto muy presente a la hora de moverte con él, ya que no puedes aparcarlo como un coche. Siempre existe la posibilidad de atarlo a elementos del mobiliario urbano, pero existen ciudades en los que la regulación no lo permite.

Circulación

A la hora de adquirir un patinete eléctrico vas a tener que prestar atención a la legislación de tu ciudad, ya que cada ayuntamiento ha establecido normas y zonas por las que se puede y no se puede circular.

El reglamento general de la DGT establece que los patinetes eléctricos deben circular por la calzada y nunca por las aceras. También especifica que no se puede circular bajo los efectos del alcohol o las drogas, prohíbe el uso de auriculares, del teléfono móvil y no permite llevar pasajeros. Además, establece que durante la noche es obligatorio el uso de elementos reflectantes y de un sistema de alumbrado. Otros aspectos, como el uso de casco, límites de velocidad y estacionamiento deben regularlos los propios ayuntamientos.

Como ves, no es oro todo lo que reluce. Si bien es cierto que las ventajas pueden superar las desventajas, debes tener muy claro todo lo que puedes y lo que no puedes hacer con un patinete eléctrico antes de lanzarte a realizar el gasto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar