Si queremos recibir un rendimiento óptimo por parte de nuestro coche debemos tener en cuenta varios aspectos y los neumáticos son un factor fundamental a la hora de tener una conducción cómoda y segura.

Además de la presión, existen otros aspectos a tener en cuenta y que no siempre sabemos diferenciar: el equilibrado y el alineado.

El alineado afecta a la tendencia de nuestro vehículo a desplazarse de manera involuntaria hacia un lateral. Mientras, un fallo en el equilibrado de nuestras ruedas se puede provocar un exceso de vibración en el volante.

Equilibrado

Un buen equilibrado de neumáticos puede evitar, además de una molesta vibración a la hora de salir a la carretera, el deterioro prematuro de nuestras ruedas, pero también de la dirección y del chasis de nuestro auto.

Para tener un equilibrado perfecto, tanto la llanta como el neumático deben girar de forma homogénea, como si fuesen uno. Para ello se deben corregir las fuerzas e inercias cuando están trabajando.

La llanta y el neumático salen de fábrica perfectamente equilibrados, sin embargo, al unirse deben buscar su propio centro geométrico. Para ello, se deben colocar correctamente los neumáticos y compensar el desequilibrio que pueda surgir colocando unos pequeños contrapesos en las llantas.

Se utiliza una máquina que simula el movimiento de rodadura y determina los gramos que afectan al desequilibrio, después indica en que lugar se deben aplicar los contrapesos para compensarlo.

El desequilibrado de las ruedas se puede originar por la válvula del neumático, por golpes contra un bordillo o por el desgaste desigual de los neumáticos. Si notamos una excesiva vibración en el volante, el desequilibrado se encuentra en las ruedas delanteras. Si la notamos en los asientos, el problema se encuentra en las traseras.

Alineación

El alineado de ruedas también se conoce como paralelismo. Consiste en poner las ruedas de cada eje paralelas y, a su vez, situar también los ejes paralelos entre sí ajustando los ángulos según las indicaciones del fabricante.

Se deben considerar los parámetros de divergencia y convergencia de las ruedas del automóvil, que determinan si una pareja se desvía hacia dentro o hacía fuera. También hay que tener en cuenta el ángulo de caída e inclinación de las ruedas en relación con la vertical del automóvil.

Un buen alineado reduce el desgaste de todos los elementos de la rueda, entre los que se encuentran las suspensiones y los frenos.

 

Comentarios  

0 #1 natalinaotlo 05-11-2020 16:47
:Dgracias por la información
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar