Triángulo de emergencia colocado tras un automóvil

Saber colocarlos es algo esencial para todos los conductores que circulan por nuestras carreteras, por eso es una de las preguntas que más suele aparecer en el examen teórico. Pero pasan los años y los conductores mas veteranos solemos olvidar conceptos como estos, por eso nos vemos obligados a buscarlos apurados en el móvil cuando ocurre algún imprevisto.

Desde Todo Mecánica queremos que nuestras carreteras sean un lugar más seguro para todos, por lo que vamos a repasar todo lo referente a los triángulos de emergencia.

¿Para qué sirven los triángulos de emergencia?

Son unos dispositivos reflectantes cuya función es advertir y señalizar al resto de conductores de que existe un peligro en la carretera y, de esta manera, evitar sustos innecesarios.

¿Cómo se colocan?

Lo primero que debes hacer ante una situación de emergencia en tu automóvil es mantener la calma y apartar el coche lo máximo posible de la circulación. Si es posible, en un lugar con buena visibilidad.

Acto seguido pon las luces de emergencia y sal del coche con el chaleco puesto. Ahora es cuando puedes coger los triángulos de emergencia homologados y colocarlos a 50 metros de distancia.

Aunque esta distancia puede parecer un poco exagerada, es la que ha elegido la DGT fruto de calcular el tiempo que lleva a un conductor observar un peligro, reaccionar a este y frenar, ya que durante este proceso se pueden recorrer más de 100 metros. Así que fuera quejas y a caminar.

Si tienes dudas sobre cuanto son 50 metros, cuenta tus pasos y coloca el triángulo de emergencia cuando lleves entre 60 y 70.

En el momento de colocarlos, observa si estás ante un cambio de rasante o en una curva. Deberás salvar el cambio de rasante o el giro de la curva para que los conductores puedan observar el triángulo de emergencia con suficiente antelación.

Ten en cuenta que el triángulo no esté de perfil, sino completamente de frente al tráfico y en perpendicular a la carretera. De noche, un pequeño giro puede hacer que no reflejen la luz y que pasen inadvertidos para el resto de conductores. 

Carretera de un sentido

En las autovías o carreteras que tienen más de un carril para cada sentido, solamente es necesario colocar un triángulo a 50 metros detrás del coche.

Carretera de doble sentido

En carreteras con doble sentido, debes colocar un triángulo a 50 metros detrás del coche y otro a 50 metros por delante.

El fin de los triángulos

Según datos de la DGT, el 20% de muertes que tienen lugar en autovía y autopista son de peatones que caminaban por el arcén. Ante el peligro que supone colocar los triángulos de señalización, se han propuesto modificar la manera de comunicar una emergencia en carretera.

En la feria Motortec de 2019, la directiva de la DGT advirtió que están pensando en un método basado en luces capaces de colocarse sobre el techo del vehículo sin necesidad de bajarse. Se comenzaría con un periodo de adaptación en 2025, los choches nuevos las tendrían de serie y los demás deberán hacerse con unas y cambiar estas luces de emergencia por los triángulos.

Con esto llegaría un cambio normativo y un nuevo informe sobre el protocolo de actuación en caso de emergencia. Todo indica que se asemejaría al de Reino Unido, donde los conductores en situación de emergencia tienen prohibido pisar la calzada. Deben detenerse en el extremo más alejado del arcén para bajar directamente en el andén o en un terreno no destinado a la circulación. 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...