Volvo P1800 tomando una curva en un circuito

Cyan Racing, los tres veces campeones del mundo de turismos y antiguos Polestar (antes de su incursión en los eléctricos) han vuelto la vista hacia atrás para rediseñar el mítico Volvo P1800.

Según el fundador de Cyan Racing, Christian Dahl, han querido homenajear a Volvo, la marca con la que ganaron su primer premio mundial en 2017, lo que para ellos supuso un hito. Para ello han otorgado al P1800 un aspecto y prestaciones deportivas más actuales.

Todo un señor

El Volvo P1800 se convirtió en un clásico de la década de los 60. Fue coche deportivo capaz de competir con lo más granado de la época y que entro en el imaginario popular gracias a Roger Moore y al personaje que interpretaba en las películas de “El Santo”, el cual conducía este modelo.

Es cierto que los tiempos han cambiado y que un coche de este tipo, aunque precioso por fuera, no deja de ser demasiado pesado e impreciso para disfrutar de su conducción. Pero desde Cyan Racing se han empeñado en corregir eso.

Todo diversión

El Volvo P1800 Cyan no tiene ningún tipo de ayuda a la conducción. Han querido mantener la filosofía de ingeniría Cyan, basada en la previsibilidad y control intuitivo del conductor, sin sacrificar la experiencia de conducir un deportivo analógico de la época.

Para ello han dejado de lado sistemas como el control de estabilidad, el ABS y el servofreno para dar paso a una conexión directa entre el piloto, las ruedas y el asfalto. El pensamiento es primar la conducción emocionante y divertida por encima de la velocidad punta.

Detalle del capó del Volvo P1800 Cyan

Motor

Bajo el capó se encuentra un motor de 4 cilindros turboalimentado de 2 litros que produce 420 caballos de fuerza, 455 Nm de par y que puede llegar a las 7.700 revoluciones.

También cuenta con una caja de cambios Holinger de 5 velocidades con diferencial de deslizamiento limitado con polarización de par capaz de combinar la conducción más agresiva dentro del circuito con otra más moderada por carretera.

El nuevo diseño de Cyan Racing se basa en un cuerpo compuesto por fibra de carbono y acero de alta resistencia, un chasis ajustable que ha reforzado sus puntos débiles mediante triangulación y un peso de tan solo 990 kg.

El habitáculo se ha reposicionado y, en definitiva, se han realizado un sinfín de rediseños para adaptarlo a una carretera más ancha, destacando sus ruedas más grandes, unas Pirelli Zero montadas en unas llantas forjadas de 18 pulgadas monotuerca.

En venta

Desde Cyan Racing ya han anunciado que van a producir este modelo a pequeña escala y de manera independiente, pero si quieres disfrutar de esta maravilla, será mejor que empieces a ahorrar, porque estiman que la unidad no bajará de los 400.000 euros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...