Estos meses de pandemia del nuevo coronavirus han acelerado una tendencia que ya se había consolidado en los últimos años: el comercio online está en auge, de modo que para las empresas es cada vez más importante contar con una buena presencia en Internet y con capacidad para distribuir sus productos.

Se estima que en el primer semestre de 2019 el comercio electrónico representó en España un volumen de negocio de unos 23.000 millones de euros, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Es un 25% que en el mismo periodo del año anterior.

A estas cifras hay que añadir ahora el efecto de la pandemia sobre los hábitos de consumo. Durante muchas semanas las tiendas físicas estuvieron cerradas, y aún después del confinamiento muchos consumidores han desplazado sus compras habituales al comercio online. Quienes ya compraban por Internet lo hacen ahora con más frecuencia, y muchos de los que no lo hacían han descubierto este canal.

Un vehículo para repartir, herramienta imprescindible para el comercio online

Por eso, muchas pequeñas y medianas empresas han concluido que era necesario reforzar o estrenar su presencia en Internet. Algunas pueden haberse unido a gigantes del comercio electrónico, como Amazon o Aliexpress, pero otras de ámbito más local pueden no tener esa necesidad. Para ellas, es imprescindible reforzar su estrategia de marketing digital y contar con una estructura que garantice una rápida y eficiente distribución de sus productos en sus municipios.

En este sentido, el alquiler de furgonetas es una solución ideal para las pequeñas y medianas empresas. Todos los negocios que necesitan de un vehículo para distribuir sus productos o servicios pueden optar por alquilarlo o bien comprarlo. Ahora bien, tener un vehículo en propiedad exige dedicar dinero al mantenimiento, a las reparaciones, a pasar la ITV, a la sustitución de neumáticos o a la instalación de tacógrafos.

Por el contrario, el alquiler de furgonetas garantiza a las empresas que pueden dedicar sus recursos a las actividades principales del negocio, sin necesidad de asumir un coste constante para el mantenimiento de un vehículo que puede ser necesario tan solo en días concretos. De esta forma, alquilar una furgoneta permite optimizar los recursos y ahorrar costes.

Empresas dedicadas al alquiler de vehículos

Hay empresas especializadas en este tipo de alquileres, como COVEY. Ofrecen soluciones de movilidad para particulares, autónomos y empresas, de modo que disponen de furgonetas sin conductor, y aportan asesoramiento y soluciones a las distintas necesidades que se puedan plantear.

De esta forma, las empresas pueden acceder a una amplia flota de vehículos de diferentes tipos y tamaños, que se adaptan a lo que cada una requiere: hay furgonetas, carrozados, paqueteros, con y sin plataforma elevadora y con diferentes cubicajes y tonelajes. Esta empresa garantiza disponibilidad durante todo el año, y que los vehículos tienen una antigüedad media inferior a 4 años. Además, en alquileres a largo plazo garantizan un vehículo de características similares al contratado, en el caso de que el vehículo alquilado sufra una avería.

Todas las pequeñas y medianas empresas pueden encontrar un vehículo que cumple lo que necesita, seleccionarlo y alquilarlo por el tiempo estrictamente necesario. De este modo, todas las pequeñas y medianas empresas pueden entrar en el creciente sector del negocio online con una fórmula de distribución flexible y económica.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...