Pintar nuestro automóvil es una buena opción si queremos mejorar su apariencia, y una excelente inversión para darle calidez y distinción, además de lograr el color o tonalidad deseada. Pero, si bien cuenta con grandes ventajas, es imprescindible conocer algunos consejos o medidas para que quede perfecto y decir con orgullo «Yo pinté mi auto».

Cómo pinté mi auto

Para dar cuenta de cómo realizar este trabajo debemos controlar periódicamente que todas las partes tengan la misma tonalidad y que el color no se vea opaco. A su vez, la pintura tiene que estar pulida dado que, en caso contrario, se dañará muy rápido y perjudicará la imagen y esencia del automóvil.

De hecho, para pintar los coches de manera eficaz es necesario seguir una serie de pasos que permitan desarrollar el trabajo correctamente y obtener el mejor resultado.

Trabajo previo

Lo primero que debe hacerse antes de pintar el auto con pistola (el elemento más recomendado) es desmontar los accesorios que se sitúan sobre las diferentes piezas como son manijas, espejos, embellecedores, etcétera. Luego, hay que limpiar y desengrasar la totalidad de la superficie, para lo cual necesitamos un pulverizador y una bayeta para frotar.

Una vez higienizada de forma íntegra, tenemos que identificar las zonas dañadas para decaparlas, repararlas y nivelarlas al resto de la superficie. Cabe destacar que, al momento de lijar el automóvil, son las más complejas de tratar debido al cuidado y precisión con los que se debe trabajar.

Por último, hay que proteger las zonas adyacentes con cinta de carrocero y enmascarar los vidrios y las ruedas para impedir que se manchen con pintura, la cual es muy difícil de quitar. También debemos lijar el automóvil en sus demás piezas con estropajo abrasivo con el fin de garantizar la adherencia de la nueva capa de pintura.

Cómo conseguir un buen acabado

Una vez vertida la capa de pintura por el automóvil, se recomienda dejar secar entre 12 y 24 horas en un lugar amplio y bien ventilado. Cuando transcurra este lapso, se deberá verificar el estado de la pintura y colocarle algo encima para comprobar que efectivamente está seca, pareja y con la misma tonalidad y que carece de inconvenientes.

Es imprescindible trabajar con total concentración y precisión y cumpliendo a la perfección cada uno de los pasos y recomendaciones de los expertos. También debemos ajustar nuevamente las piezas previamente desmontadas y tratarlas con cuidado para evitar rayar la pintura.

Así, el transcurso de los días y las semanas evidenciará los resultados de nuestro trabajo; demostrará cómo la frase «pinté mi auto» toma un valor superlativo. Si seguimos los protocolos y trabajamos con esmero, es muy probable que sea óptimo el resultado y podamos disfrutarlo en toda la vida útil del coche.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...