Quienes somos amantes de los coches nos hemos percatado de que uno de los aspectos a considerar es el cambio del volante de un automóvil con nuestras propias manos por su continuo desgaste. Por ello, preparamos una lista de cinco sencillos pasos para realizar esta operación.

Cómo se coloca el volante de un automóvil

1. El primer paso es identificar el volante con el que cuenta nuestro coche y por el que se va a cambiar. Con regularidad, algunos volantes requieren de mayor o menor uso del desarmador.

2. Lo siguiente es poner el switch y mover el volante de modo que el logo de la marca quede de manera vertical con el fin de identificar dos orificios que se encuentran detrás, ubicados en extremos opuestos.

3. A continuación, debemos introducir un desarmador en el primer orificio, procurando hacer palanca, con el fin de vencer el resorte que sujeta al volante. De esta forma, se escuchará un clic, que anuncia que se ha cumplido con la labor. Enseguida, este se girará 180 grados para hacer visible el siguiente orificio y repetir así la misma actividad.

4. Al extraer la tapa con la bolsa, será necesario apagar su seguro, de modo que pueda salir con facilidad. En seguida, tendremos que desatornillar el M12 con el apoyo de un Dado 12 y la matraca. Se tendrá que emplear fuerza pasa lograr el objetivo.

5. Para concluir, tenemos que colocar el volante de reemplazo. Lo atornillamos con ayuda de los instrumentos mencionados e instalaremos la bolsa.

Cosas importantes a tener en cuenta

- Antes de realizar cualquier operación, será necesario que evaluemos la posibilidad de hacerlo nosotros mismos o de acudir con un profesional.

- Procuremos contar con los elementos requeridos, tales como el desatornillador Dado 12 y la matraca, antes de comenzar la instalación.

- En caso de contar con cualquier anomalía presentada en el tablero, ya sea ocasionada por la bolsa de aire u otra situación, habrá que solicitar ayuda de un profesional.

¿Volante de segunda mano o a estrenar?

La elección es completamente personal. No obstante, a continuación se exponen cuatro razones por las que los productos de segunda manos son una buena opción.

- Rapidez. Es muy fácil hallar negocios que ofertan estos artículos.

- Practicidad. Cada vez es más común que en estos mismos locales apoyen con la instalación.

- Variedad. En este tipo de tiendas, regularmente podemos escoger el que más nos agrade, o bien, el que mejor se ajuste a nuestro auto.

- Precio. El costo del volante seminuevo de un automóvil siempre será más accesible. Por tanto, este es un mercado importante a considerar en todo lo que refiere a coches.

Cambiar el volante de un automóvil no es cosa del otro mundo, aunque, dependiendo de nuestro tiempo, habilidades y dinero, podemos elegir entre diversas opciones.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...