El sistema de tracción de nuestro vehículo es el mecanismo que transmite la potencia del motor a las ruedas. El tipo de tracción influye en la conducción segura, el desgaste y rendimiento del vehículo; por tanto, es importante conocer cuáles son los tipos de tracción.

Sistemas de tracción

- Tracción delantera. La fuerza del motor va dirigida al eje delantero del auto, que es el encargado de moverlo, doblar y frenar. Entre sus ventajas, podemos encontrar que implica un menor consumo de combustible, mayor espacio en cabina por tener el motor adelante, mayor control sobre el carro y es recomendado a conductores noveles. Su desventaja notable es el subviraje en las curvas.

- Tracción trasera. Frecuente en autos deportivos y de alto poder como camiones de carga y pick-up. El motor envía la fuerza al eje trasero, donde va la carga del vehículo, generando mayor adherencia. En este sistema tenemos más agilidad en la conducción y mayor potencia-tracción en cualquier tipo de terreno, por eso es recomendado para conductores con experiencia. Su principal desventaja es el sobreviraje en las curvas.

- Tracción total. La potencia es enviada a las cuatro ruedas y es controlada por un computador que decide cuánta potencia enviar a cada rueda según las condiciones del terreno. Es ideal para caminos o climas cambiantes. Su desventaja es que nos causa mayor consumo de combustible.

- Tracción 4x4. La potencia es enviada a las cuatro ruedas del auto y es el conductor quien determina cuándo y cómo debe distribuirse la potencia. Lo malo es el mayor desgaste de ruedas y uso de combustible.

Control de tracción

Los sistemas de control de tracción trabajan en conjunto con el sistema de frenos ABS para preservar la seguridad del automóvil y del conductor. Este sistema evita que las ruedas patinen en una curva cerrada o sobre suelo húmedo.

Existen dos clases de sistema de control de tracción: los que reducen la potencia del motor al percibir la falta de adherencia de la rueda sobre el asfalto y los que, además, actúan sobre el sistema de frenos, reteniendo la rueda que pierde tracción. El control de tracción usa sensores y acciones del sistema de frenos ABS y se activará para disminuir la velocidad en caso de que las llantas pierdan adherencia con la superficie.

La tracción total: tipos

En los vehículos de tracción total la potencia del motor va dirigida hacia las cuatro ruedas, logrando una mayor adherencia en todo terreno. Existen dos tipos.

- Permanente. Vehículos que tienen las cuatro ruedas acopladas al motor en todo momento.

- Acoplable. Vehículos de tracción delantera o trasera, pero que tienen la capacidad de acoplar el eje restante en determinadas circunstancias. Los encontramos con y sin diferencial central.

Esto es todo sobre el sistema de tracción y sus tipos. Nos toca elegir el que más se adapte a nuestro gusto y necesidades.

Comentarios  

0 #1 POBLETE FRACASSI 21-07-2020 16:38
Excelentes artículos.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...