Antes de usarlo, es vital que conozcamos el enorme riesgo que corremos por el mal uso del autopilot. Asignar toda la responsabilidad a las innovaciones que contiene nuestro coche no deja de ser fantástico (si todo marcha bien), pero es una acción imprudente que puede pasearnos entre los destinos de la vida o la muerte.

¿Cómo funciona un autopilot?

El autopilot (también llamado piloto automático o controles de crucero adaptativo) es una función reforzada por la empresa estadounidense Tesla Motors que sirve para contribuir con el piloto y propiciar un mejor desempeño al conducir.

Este sistema nos ayuda, guía, avisa y facilita los movimientos que deberíamos realizar como pilotos. Sin embargo, caemos en el grave error de pensar que hemos comprado un coche con su piloto incluido.

Este sistema está instalado en coches de tecnología eléctrica como el Model S, el Model X o el Model 3. Y funciona a través de un hardware que se compone de sensores, cámaras, radares, asistencia automática de frenado eléctrico y otras características.

Este autopilot de Tesla tiene la función de mantener el automóvil sobre un carril mientras se desplaza, cambiar de carril y controlar la aceleración, el embrague y el freno.

Del mismo modo, los controles de crucero adaptativo de Tesla pueden medir la distancia de otros coches. A través de una previa configuración, aumentan la velocidad, la disminuyen o hacen que el coche se detenga, según sea el caso.

Los riesgos del autopilot

Todo parece sin problemas, pero hemos llegado a la parte más delicada, eso que el autopilot no decide por nosotros y puede causarnos un daño fatal.

Este sistema tiene la peligrosa limitante de que muchas veces no percibe un objeto inmóvil que nos espera en la carretera. Podemos ir a grandes velocidades y depositar toda nuestra confianza en el autopilot, pero si por un infortunio se avecina un enorme vehículo inmóvil que tuvo un percance sobre nuestro carril, recomendamos asistir o terminaremos hechos nada.

Quiere decir que el sistema tiende a hacer caso omiso a objetos inmóviles, su función posee grandes dificultades para maniobrar este tipo de situaciones. Incluso antes de detenernos por alguna señal de tránsito o haber vehículos precedentes e inmóviles, debemos estar muy atentos.

¿Son seguros los autopilots?

A pesar de que este sistema está formulado para prevenir en un 50 % los accidentes y darnos un poco más de libertad al conducir, dicho por el CEO de Tesla Elon Musk es una innovación que se encuentra en su fase beta. Esto lo hace vulnerable a cualquier falla o desperfecto tecnológico.

En conclusión, no debemos entregarle al autopilot la responsabilidad que nos corresponde, ya que nosotros somos los responsables del volante. Este sistema, sencillamente, colabora con nosotros para que ejecutemos un dominio total y ventajoso al conducir. ¡Asegurémonos en todo momento!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...