El automóvil se ha convertido en un medio de transporte indispensable para la sociedad, por lo que es esencial que lo mantengamos en óptimas condiciones para su buen funcionamiento y evitar sustos. En este artículo tenemos información de gran interés para que podamos conocer más sobre el estado de la junta de culata, un componente importante en el motor de nuestro automóvil.

Hoy día, muchas personas utilizan el automóvil casi a diario para desplazarse hacia distintos puntos, como el trabajo, la casa, ir de compras e, incluso, como herramienta de trabajo, haciendo que el desgaste de algunas piezas de nuestros coches sea casi inevitable.

Estado de la junta de culata

La importancia del estado en el que se halla la junta o empaque de la culata se convierte en una prioridad para evitar otros daños que se pueden provocar si se encuentra en mal estado. Por eso es necesario revisar ciertas zonas de nuestro vehículo para poder comprobar cómo se encuentran.

Un empaque de culata que se encuentra en buenas condiciones le permitirá al coche tener un correcto funcionamiento, además que evita y previene que se genere un daño más grave que involucra una inversión monetaria mayor.

Para conocer cuál es el estado, debemos revisar ciertas zonas de nuestro coche, tales como el depósito de anticongelante, la aguja y tapa del aceite, el tubo de escape, el radiador y la presión de las mangueras. Si encontramos alguna anomalía en los puntos mencionados anteriormente, probablemente ya exista un desgaste considerable en la junta de culata.

Señales de alarma

Podemos realizar una observación de las zonas nombradas para detectar señales de alarma que nos indiquen un incorrecto funcionamiento en el empaque de la culata de nuestro auto.

Cuando revisemos el radiador, debemos mirar si hay o no presencia de un líquido espeso de color blanco. También hemos de palpar las mangueras que lo conectan para saber si tienen o no mucha presión, después seguimos con la tapa y la aguja del aceite para comprobar si se está mezclando con otra sustancia como el anticongelante. Realizaremos lo mismo con el depósito de anticongelante con el propósito de observar si existe la filtración y mezcla con otro liquido del coche.

Cuando el auto se encuentre en una temperatura adecuada, después de dejarlo un buen rato encendido, observamos el sistema de escape, revisando si expulsa agua o si sale humo blanco. Se pueden identificar otras señales de alarma, como la pérdida del rendimiento del auto, sobrecalentamiento o temperatura excesiva del motor.

Estos datos nos servirán de gran utilidad para conocer un poco más del funcionamiento de nuestro vehículo, ya que estos aspectos nos permiten identificar problemas en la junta de culata para poder llevarlo a reparar al taller de mecánica y prevenir daños más graves.

Comentarios  

0 #2 Tartarin 07-07-2020 16:54
Excelente informacion, muy util. Gracias por compartirlo.
Citar
0 #1 Roberto Barahona 04-07-2020 17:45
no soy mecanico por profesion la nota es de mucha ayuda para comprender algunas alarmas sobre lo que le pasa al motor de nuestro vehiculo
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...