Hay muchas cuestiones que hacen que nuestro auto sea de fácil mantenimiento o sumamente difícil de arreglar. Los mecánicos odian o aman nuestros coches por distintos motivos. Hoy preparamos este artículo sobre los coches más temidos y los más queridos en los talleres mecánicos.

Los coches más temidos por los talleres mecánicos

Existen por lo menos tres modelos que nunca son bien recibidos por los profesionales de la mecánica automotriz.

Mercedes Benz clase A

En general, debido a que su propuesta era superar al Mini en cuanto a su tamaño en relación con su habitabilidad (y lo logró), todo el acceso a distintas piezas del auto es un gran infortunio para los especialistas.

Porsche (diversos modelos)

De por sí, la sobreingeniería de los autos alemanes hace que su entendimiento y acceso sean difíciles. Sin embargo, lo que en particular hace difíciles varios modelos de Porsche es lo mismo que el caso anterior: la inaccesibilidad. Sobre todo los de motor en medio.

Chevrolet Express GMC Savana

Una van no debería representar un problema que nos dé un gran dolor de cabeza; sin embargo, el proceso de construcción de este (una base, sobre ella un motor y encima la carrocería) hace que al querer intervenir esta van tengamos, nada y nada menos, que ¡desmontar la carrocería!

Además de estas cuestiones, hay otras que hacen que los mecánicos odien nuestros coches.

- Los autos japoneses. Son reconocidos por su buena calidad; sin embargo, esto los vuelve muy delicados en cuanto herramientas específicas y las piezas tardan en llegar.

- Los de origen inglés. Aparte de tener muchas cosas invertidas, sus medidas en pulgadas y la pésima calidad del sistema eléctrico Lucas los vuelve un dolor de cabeza.

- Los eléctricos, híbridos, etc. Las nuevas tecnologías son odiadas porque sus mecanismos son desconocidos. Por otro lado, en realidad rara vez se descomponen y los mecánicos odian verlos en las calles, ¡tan campantes!

Los coches más queridos

Por su parte, hay autos que son muy queridos por los mecánicos. La mayoría por ser una joya de la ingeniería, pero hay otras motivaciones.

- Jaguar XF. Este auto tiene poco presencia, pero posee muy mala fama en sus prestaciones. Esto hace que, sin dejar de lado que como Jaguar es una gran pieza, los mecánicos tengan en él una mina de oro.

- Hyundai coupé. Esta delicia de automóvil cae en una categoría que ya no se ve por la calle: son muy sencillos sin perder nada del mundo actual.

- Renault. En general, la ingeniería de los modelos clásicos hace que meterles mano sea atractivo. Renault da mucho a la experiencia de arreglar un coche.

Esta lista (que podría ampliarse según la perspectiva) resume lo que aman y odian los mecánicos de nuestros coches. Esperamos no tener uno de los coches más temidos, pero, de ser así, ¡dejémoslo en manos expertas!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...