Además de los mecánicos, también los aficionados al mundo motor debemos saber la importancia del líquido de dirección para el buen funcionamiento de los vehículos. Esto nos brindará seguridad a la hora de manejar y nos ahorrará muchísimo dinero en reparaciones, ya que no todos saben lo costosos que suelen ser los arreglos en la dirección del automóvil.

Por qué es importante el líquido de dirección

El sistema de dirección hidráulica se encarga de disminuir el esfuerzo del conductor para que se pueda guiar con confort y seguridad. Utiliza energía hidráulica para ofrecer colaboración, la cual actúa por medio de una bomba que transfiere más fuerza al volante en cada viraje gracias al líquido que es emitido a la cremallera por medio de las mangueras y tubos del circuito. De esta forma, el líquido de dirección realiza casi todo el trabajo, reduciendo notablemente el esfuerzo del automovilista.

Cuando realizamos un control de líquidos en nuestros coches, la mayoría estamos familiarizados con la revisión de los niveles de aceite y refrigerante, dejando de lado uno fundamental que dirige las ruedas de nuestro vehículo. Sin él no podríamos hacer maniobras o giros de manera adecuada, sencilla y cómoda.

Señales de alarma

La forma más rápida y fácil de saber si el líquido de nuestro auto se encuentra en buen estado y en los niveles óptimos es abrir el cofre y buscar el depósito: suele ser blanco o amarillo, tiene una tapa a rosca negra que por lo general tiene forma de volante y está en el motor o cerca de él. Junto a la tapa hay una varilla que nos indica el nivel, la cual también nos servirá para revisar el color del líquido. Color y nivel serán nuestros principales indicadores de si hay que cambiarlo por uno nuevo.

- Nivel: El depósito tiene una marca de máximo y mínimo, justo entre estos dos debe hallarse el nivel del químico para garantizar el correcto funcionamiento de nuestra dirección.

- Color: El color del químico nuevo por lo general suele ser rosado, ámbar o rojo frambuesa; y si está viejo, marrón oscuro o negro. Esto se debe al desgaste y la contaminación y es señal de que debemos cambiarlo.

Otro signo de que debemos cambiar el líquido del automóvil será si escuchamos ruidos al mover el volante hacia los extremos. Si los niveles son bajos, se sentirá un rechinido y el volante estará mas rígido de lo que debería.

Otros líquidos del auto

Una vez abierto el cofre del coche, podremos aprovechar para revisar otros líquidos esenciales para su buen funcionamiento, tales como el aceite, refrigerante, líquido de frenos y agua del limpiaparabrisas.

Por último, es importante saber qué líquido de dirección necesita nuestro coche. Esto aparece reflejado en el manual del propio vehículo.

Comentarios  

0 #1 fredy canaza 10-06-2020 17:22
es muy importante las infromaciones respecto a la mecanica en general ya que estoy en procdeso de aprendizaje y se agradece por los aportes...
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...