Un taller mecánico en casa es el sueño de todo aquel aficionado al mundo del automóvil que piensa dar un paso más en su pasión. Si ya tenemos un conocimiento suficiente sobre los coches y queremos probar suerte arreglando o mejorando, a nivel amateur, los nuestros o los de nuestros amigos, es el momento de que nos planteemos qué nos aportaría disfrutar de uno en nuestro propio hogar.

Sin embargo, es preciso que, antes de ponernos con este proyecto, llevemos a cabo una buena planificación. A continuación, profundizamos en cómo dar forma a esta iniciativa.

¿Por dónde empezar?: el espacio

Aunque pueda parecer obvio, en primer lugar, resulta fundamental valorar si contamos con espacio suficiente en casa para albergar las actividades propias de un taller de automoción.

Así que el primer requisito es contar con los metros cuadrados que hacen falta para trabajar en desmontar y montar al menos un coche con comodidad. Debemos tener sitio para maniobrar libremente y acceder a materiales, herramientas y suministros.

Por otro lado, es importante contar con luz y agua, puesto que vamos a necesitar estos recursos habitualmente. Por último, no hemos de olvidar la relevancia de la seguridad de la instalación eléctrica, del cableado y de los accesos al lugar.

¿A qué vas a destinar tu taller mecánico doméstico?

Destinar un taller a la mecánica implica que la limpieza y la seguridad tienen que hacerse patentes desde la distribución de los elementos.

Nos vamos a dedicar a reparar y customizar vehículos, pero estas labores, a su vez, se subdividen en una serie de intermedias, cuyo ordenamiento y cuya secuenciación son imprescindibles para que el taller dé los resultados esperados.

A grandes rasgos, vamos a requerir contar con un área de trabajo, en la que nos quepa un coche entero. La zona destinada a la limpieza ha de disponer de agua. Una parte del espacio, con acceso a la puerta de salida, queda reservada para la evacuación de los desechos que se vayan generando.

Por último, en los lados del perímetro podemos preparar los dispositivos de almacenamiento. Es importante que su seguridad sea garantizada.

Herramientas

Por lo que respecta a las herramientas, hemos de valorar que, según sea de ambicioso el taller, van a aumentar de sofisticación y peso.

En todo caso, va a venir bien contar con el maletín Mannesmann. Pero para desmontar un coche también te hacen falta las llaves combinadas con carracas y la dinamométrica. El gato hidráulico, las borriquetas y el compresor, por su parte, sirven para hacer trabajos que impliquen elevación.

Entre otros instrumentos, también se cotizan la amoladora, la multiherramienta Dremel y los martillos. El multímetro o polímetro conviene para las labores con elementos eléctricos.

En definitiva, podemos preparar un taller mecánico en casa, pero depende de nuestro espacio y de nuestra organización.

Comentarios  

0 #1 Martin Ceja Moreno 07-06-2020 18:57
con conseojos de este grandioso programa que ustedes difunden me a ayudado a mantener mi vehiculo....... ...... gracias mil
M ceja M
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...