Realmente este modelo es un desarrollo a partir de una base ya conocida, como puede ser cualquier modelo anterior, pero lo han adaptado a un diseño abierto, en el que el mayor enemigo, es el aire y el agua. A este desarrollo, se le saca partido elevando el precio de estos modelos para amortizarlo.

 

 

Como ya os hemos comentado anteriormente, este nuevo modelo ha cogido algunos elementos estructurales del DBS Superleggera y Vantage como el chasis de aluminio, suspensión trasera multibrazo y amortiguación adaptativa que ofrece los modos Sport, Sport+ y Track. La carrocería se ha fabricado casi toda en fibra de carbono sacando esa esencia de las victorias en el mundo de la competición en las que la marca ganó algunos títulos.

De hecho, Miles Nurnberger, Director de Diseño de Aston Martin Lagonda, nos lo puede confirmar diciendo: “con el V12 Speedster damos un paso atrás y buscamos inspiración en nuestro pasado. Desde el lanzamiento del DB11, todo ha estado enfocado y muy orientado al futuro. Sin embargo, aquí encontramos un ritmo diferente. Hay un claro linaje desde el DBR1, ganador de Le Mans en 1959, hasta nuestro centenario CC100 Speedster Concept de 2013. También hay un poco de DB3S de 1953 en la sección media, así que realmente es nuestra última encarnación del concepto Speedster. También está inspirado en los aviones de combate tanto como en nuestra propia historia, y ha sido creado para ofrecer una experiencia increíblemente visceral, de ahí que sea un V12 en lugar de un V8. Con el V12 Speedster estamos potenciando todos los atributos emocionales que podemos al máximo absoluto.”

También aclara: “Sin techo ni pantalla, un motor grande, bajo, con hombros anchos y estilo exagerado y emocional con jorobas gemelas y la espina dorsal separando al conductor y al pasajero. La parte trasera, baja y ligera, contrasta con la rejilla ampliada y llamativa, unos faros únicos y la fosa nasal del capó en la parte delantera. La fosa nasal del capó no la hemos hecho en mucho tiempo, pero la hemos traído de vuelta. Es un buen truco visual que nos permite ganar algo de espacio para el V12. Permite crear una icónica abertura.”

 

 

Pues como podréis ver, en el interior hay dos plazas completamente expuestas por la parte de arriba, separadas entre sí por el túnel de transmisión y por una sección superior de fibra de carbono que une el capó con la parte posterior del coche. Con lo cual, podemos ver un coche moderno con esa inspiración clásica, una inspiración pensada de esos coches antiguos que tenían esta arquitectura abierta. Tal ha sido la inspiración en el pasado que en este nuevo modelo han incorporado en lugar de una guantera, una bolsa de piel enfrente del copiloto.

Sería raro que este modelo se llamara V12 Speedster y no tuviera un motor V12, ¿no? Pues sí, efectivamente tiene un motor V12 biturbo de 5,2 litros de Aston Martin, que desarrolla 700 CV y 753 Nm de par motor. Aston Martin ha pensado en las sensaciones que va a percibir el conductor y copiloto, y han sacado los tubos de escape en la zona de en medio de la zona trasera del coche.

 



El motor va asociado a una transmisión automática ZF de 8 velocidades con diferencial de deslizamiento en el eje posterior. El V12 Speedster llega a 100km/h en 3,5 segundos y si hay cualquier experto en el manejo de este tipo de coches puede alcanzar 300 km/h de velocidad punta, algo muy loco para no tener parabrisas. Habrá una producción limitada de 88 coches construidos a mano para los coleccionistas de coches más exigentes, aunque no tiene un precio desorbitado, este coche cuesta 765.000.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...