Pues al fin ha llegado un sistema de serie en la gama de los Mercedes-Benz AMG en el que al encender el motor, ruge libremente su explosión interna. ¿A quién no le gustaría que su motor suene más y mejor cuando arranca el coche?

 

Anteriormente, (para quien no lo sepa y tenga un mercedes), si querías que tu Mercedes AMG arrancara con más sonido tenías que darle dos veces al contacto (apretando el boton de encendido sin pisar el freno), pulsar la tecla que abre las válvulas de los escapes o poner el motor en modo Sport+, pisar el freno y al fin, accionar el motor. Es un buen y potente arranque, pero tienes que hacer varios pasos antes de encender el coche.

 

 

Ahora los nuevos modelos Mercedes AMG C63, GLC 63 y GLE 63 van a tener incorporados una pieza llamada Emotion Start, una pieza que ayuda a que despierte el motor de una forma más agresiva y con un sonido más peculiar que en los anteriores modelos. Este sistema se acciona apretando una de las levas de cambio de marcha y apretando el botón Start del coche con el freno pisado.

Lo malo de este sistema es que justo después del arranque las válvulas que se han abierto para dejar pasar el sonido del motor, se vuelven a cerrar. Con lo cual, si queremos seguir destacando en el lugar donde estemos, tenemos que elegir un modo de conducción deportivo o pulsar el botón de apertura de los escapes para las válvulas se mantengan abiertas.

 

Cuando el sistema se acciona y se abren las válvulas, el motor automáticamente sube hasta las 2.000 y poco rpm. Normalmente, al encender el V8 4.0 litros biturbo, este sube hasta las 1.800 rpm para enseguida bajar al ritmo de ralentí, alrededor de 1.000 rpm. Normalmente en estos motores se pide que no se pasen de las 4.500 rpm en los primeros 1.500 kilómetros de rodaje para que el motor se estabilice, con lo cual, un coche nuevo para los adictos a los acelerones sería una pesadilla. Estos modelos de coches tienen motores fabricados a mano a los que son rigurosamente controlados, pero tienen que seguir una serie de pruebas y de controles para asegurar la protección del motor.

 

 

En las Affalterbach de Mercedes-Benz son más de 200 personas en AMG las que fabrican los motores a mano y colocan ellos mismos la placa con su nombre para que quede claro que lo han hecho y ensamblado a mano. Y es que, realmente no cualquiera sirve para ensamblar los V8 4.0 litros, los V12 de los AMG 65S, así como el V12 biturbo del Pagani Huayra y el V8 de los AMG GT3.


Si quieres trabajar dentro de esta fábrica de Affalterbach solamente tienes que hacer una formación de tres años y medio en la escuela de AMG, después tienes que hacer tus prácticas montando y desmontado el mismo motor una y otra vez durante cuatro meses hasta perfeccionar tu ensamblaje y tu motor. Al final, si has aprobado todos los exámenes pasarás a montar los motores y podrás firmar los motores en la Affalterbach con tu propio nombre.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...