El pasado Junio, en la subida de la Pikes Peak, Bentley batió un récord con un Continental GT W12, que se convirtió en el coche de producción más rápido en alcanzar la cima de la montaña. Ahora Bentley celebra esa victoria fabricando una edición totalmente exclusiva limitada a 15 unidades que están disponibles este mes de diciembre.

 

 

Este modelo tan especial se distingue por su kit de carrocería de fibra de carbono y toda su carrocería en color Verde Radium de la firma Mulliner, que imita al modelo que logró el pódium, en contraste con los detalles en negro brillante que decoran el parachoques delantero, el techo, los retrovisores y parte de los bajos, el difusor y las llantas...Qué podemos decir de las llantas de 22 pulgadas de Mulliner Driving Specification en negro Gloss Black que hacen un contraste perfecto con los neumáticos Pirelli P Zero Color Edition y las pinzas de freno también en verde, la verdad que es un modelo que no va a pasar desapercibido por su color, elegancia y deportividad.

Los británicos han dado la opción de compra de la parrilla iluminada con el número 100, que hace homenaje al centenario de la marca Bentley y que coincide casualmente con el récord establecido en las montañas de Colorado en los Estados Unidos.

 

 

Para seguir con la misma línea de colores, el diseñador de Bentley ha querido seguir el mismo contraste de matices equipando la tapicería de color negro con materiales como alcántara, beluga y cuero, y han cosido todas las costuras también en el mismo color verde, y al volante le han hecho el mismo diseño en forma de panal emulando al volante del GT de Pikes Peak.

El salpicadero está compuesto de una lámina de fibra de carbono y en el lado del pasajero han grabado un gráfico conmemorativo con el mapa de la subida de Pikes Peak, este diseño lo van a incorporar en tan solo 5 modelos, y todos van a tener un diseño diferente, con el tiempo que consiguió establecer para pasar a la historia, no está nada que quien lo conduzca lo tenga en cuenta por si algún día lo quiere mejorar.

 

 

 

Los reposacabezas de los asientos los tiene bordados con la montaña para ambientar y dejar claro de dónde sale el modelo y en los umbrales de las puertas también tiene el nombre de "Pikes Peak". Bajo el capó sigue teniendo el mismo motor que tenía el modelo normal. Se mantiene el motor gasolina 6.0 litros W12 biturbo de 626 CV y 900 Nm, combinado de serie con un cambio automático de ocho relaciones y tracción a las cuatro ruedas, lo que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h, un cohete para disfrutar en carreteras de ese tipo.

 

 

 

El encargado de hacer este tiempo en la Climb Pikes Peak en el Bentley Continental GT W12, es el piloto Rhys Millen, quien ha hecho que sea el coche de producción más rápido del mundo en esta carrera tan famosa.

Así batió el record el pasado mes de Junio:

 

Comentarios  

+1 #1 MECHANYOLNLY 07-12-2019 06:54
muy bonito carro de los mejores en el mundo.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...