Como ya sabréis, nada es imposible y hoy os mostramos el claro ejemplo de ello. Wayne Rainey ha pasado 26 años sin poder pilotar una moto por su horrible paraplegia, pero ha llegado el día en el que se ha dispuesto a montarse en una moto y darle gas.

 

 

 

Wayne Rainey aceptó la invitación del Circuito de Suzuka donde tendrá la oportunidad de volver a montar en moto en la pista con otros antiguos pilotos como Eddie Lawson y Kenny Roberts.

El piloto Wayne Rainey de California quedó parapléjico tras sufrir un grave accidente en Misano en septiembre de 1993, estaba a solamente 3 carreras de llevarse al bolsillo su cuarto título consecutivo de 500 centímetros cúbicos.

Al principio de recibir la llamada del circuito de Suzuka el ex piloto se negó a aceptar el reto de volver a montar en una moto de 200 CV. Pero ahí no quedó la cosa, si no que hace menos de dos meses, Wayne aceptó después de que Keit McCarty, desde Yamaha de Estados Unidos, le comentara que podían preparar una Yamaha R1 para adaptarla a su paraplejia, con lo que el ex piloto aceptó a sus 59 años y después de una larga paraplejia de 26 años terminó llenándose de valor.

 


Rainey ha tenido la oportunidad de rodar en el circuito de Buttonwillow (California) con una R1 modificada con el cambio semiautomático y un arnés que mantiene su cuerpo unido al asiento.

Antes de subirse a la moto Rainey dijo: "No tengo ni idea de lo que estoy haciendo, han pasado 26 años, hay un evento al que voy a asistir en Japón la próxima semana, se llama The Soung Of Engines. Me preguntaron si quería pilotar una superbike, les dije que no, fue hace seis meses. Hace un mes y medio le eché un vistazo a un vídeo que me mandaron desde Yamaha USA, les dije que me mandaran todas las partes de la moto y Keith McCarty de Yamaha y todos los demás han ayudado a poner la moto a punto, y aquí estoy en Buttonwillow".

 

 

Después de pilotar unas cuantas vueltas, Rainey con aspecto de felicidad explicaba cómo había sido volver a sentir las sensaciones de una moto de 200 cv de potencia actual: "Ha sido toda una experiencia. Llevo 26 años sin pilotar, y tener esta oportunidad de poner todo a punto en sólo un mes".

Rainey explicó: "Cuando puse primera y salí por primera vez del pit lane era como cuando te quitan las ruedas de entrenamiento de la bicicleta, me iba moviendo saliendo del pit lane, y en cuanto aceleré lo sentí bien, pero las dos primeras vueltas fueron muy extrañas, la aceleración, el modo en el que me sentía sobre la moto, así que me tomé un descanso. Cuando salí de nuevo empecé a sentir que estaba todo en su sitio. 26 años fuera es mucho tiempo, y saltar encima de una R1 ha sido... me ha hecho sentir joven otra vez".

 

Como bien dijo Albert Einstein: “Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera”

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...