Normalmente hay menos personas que se suelen marear en cualquier transporte en movimiento, como puede ser cualquier coche, autobús, tren, etc. Pero hoy os traemos una serie de consejos para que podáis evitar esa molestia sensación de mareo, malestar e incluso el tener que portar cualquier bolsa para los posibles vómitos.

 

 

Por qué se producen los mareos



Los mareos en medios de transporte se conocen como “mareos por movimiento” o “cinetosis”. Estos mareos suceden porque el cerebro necesita conocer la posición del cuerpo en todo momento, algo que consigue con los datos que le proporcionan los sentidos como por ejemplo el apartado locomotor.

En un coche, el movimiento no depende de nosotros mismos. En estas ocasiones, a nuestro cuerpo le resulta muy extraña la sensación de moverse y desplazarse por cualquier carretera sin ser nosotros los que realmente nos queremos dirigir por ese lugar. Con lo cual, os ofrecemos unos cuantos consejos para que disminuyan o desaparezcan.

 

1º. Siéntate en el asiento en el que te sientas más cómodo.

 

 

 

Si normalmente eres propenso a sufrir mareos, lo importante es que tu cerebro le dé la información correcta a tu cuerpo de que estás en movimiento. Escoge siempre un asiento en el sentido de la marcha y si es posible, el asiento del copiloto, ya que desde ahí es más sencillo observar la carretera y que a través de la vista el cerebro y el oído comunique de los movimientos que se van a producir. Además, el movimiento que se produce en el coche se nota más cuanto más atrás vayamos en el vehículo, por la inercia de la velocidad y el giro del volante.

De todas formas si tienes que ir en la parte trasera del coche, normalmente hay más campo visual en la parte de en medio, aunque al ser un poco más pequeña, sea un poco más incómodo, ya que los coches actuales incorporen esta plaza, pero normalmente suele ser incómoda.

 

2º. Conducción suave.

 

 

 

El conductor siempre observa la carretera y su cerebro se adelanta a las acciones que va a realizar. Por ejemplo, sabe que se aproxima una frenada un poco brusca ante un pase de peatones poco visible y el cerebro predice los movimientos que el cuerpo va a tener cuando tome la frenada. Aunque bueno, hay casos extremos de personas que sufren mareos incluso conduciendo y esto tiene que ser realmente muy molesto.

Cuanto más predecible y suave sea la conducción, evitando frenazos y aceleraciones bruscas, y sobre todo tomando las curvas de manera progresiva, más probabilidades habrá de que nadie se maree en el habitáculo.

 

3º. La mirada al frente

 

 

 

Leer, jugar a la consola o fijar la vista en el móvil mientras vamos en el coche requieren fijar la vista en un punto, dejando toda la información que podemos recoger con la vista y el oído aparte, solamente estás dando más posibilidades a que tu cerebro envíe información poco adecuada al oído y comience el malestar.

Y estar entretenido ayuda, como por ejemplo escuchar música en un volumen medio o conversar con otros pasajeros no solamente hace más ameno al viaje, sino que lo hace mucho más fácil.

 

4º. Ventilación adecuada

 

 

Es muy importante ventilar el interior del vehículo antes de emprender la marcha para eliminar olores, sobre todo si ha estado durante mucho tiempo cerrado. Además, en el momento que aparecen los síntomas de mareo también nos puede ayudar abrir un poco la ventanilla, ya que el aire fresco hace que disminuya la sudoración, mejore la respiración y aumente el contenido de oxígeno. De esta forma logramos un mayor confort.

 

5º. Cuidado con los niños

 

 

Hay estudios que demuestran que los menores de 12 años tienen más posibilidades de marearse que los adultos. El porqué de esta afirmación es sencilla, y es que, a edades tempranas el cerebro está todavía inmaduro en el control del equilibrio. En los adultos el cerebro ha aprendido de situaciones pasadas y sabe adaptar el cuerpo en consecuencia. Además de los niños hay que prestar atención a ancianos, enfermos, embarazadas y personas con cuadros de ansiedad.

 

6º. Cuidado con el estómago

 

 

No es conveniente viajar inmediatamente después de la comida, pero si no hay más remedio, sigue nuestros consejos sobre comer bien antes de un viaje: sano, lo justo (para evitar digestiones pesadas)  y mejor a base de alimentos sólidos. Procura beber cada cierto tiempo, pero evita las bebidas alcohólicas.

 

7º. Realiza paradas frecuentes

 

 

Además de evitar la somnolencia y el cansancio, las paradas frecuentes (la recomendación es cada 200 km), ayudan a que el conductor no sufra dolores de espalda. Además, a los pasajeros también les viene bien estirar las piernas, ir al baño y tomar algo para despejarse y hacer más complicado que el mareo aparezca.

 

8º. No pienses que vas a marearte

 

 

Subirse en el coche ya pensando que vamos a marearnos lo hace más probable. Como comentábamos, mantener una conversación ayuda ya que se presta menos atención a los movimientos. Es mejor viajar dormido, pues de ese modo se percibe menos el movimiento, reduciendo la posibilidad de mareo. Si no es posible, cerrar los ojos también ayuda a reducir el malestar.

 

9º. Ten en cuenta los primeros síntomas

 

 

Tomar algo frío ayuda a frenar la sensación de náusea que acompaña al molesto mareo, con lo cual, podemos abrir las ventanillas y no tener un habitáculo con demasiado calor, manteniendo una temperatura de entre 21 y 23 grados ayuda a detener los primeros síntomas y relajarse.

 

10º. Viaja preparado

 

 

Procura llevar bolsas para el mareo y ropa de cambio para los niños pequeños, para ellos es difícil evitar o prever el mareo. Hay medicamentos que alivian los síntomas del mareo, uno de los más habituales es la Biodramina, que además de presentarse en pastillas también en chicles, que acelera su absorción por el organismo y su toma es más amable para los más pequeños. Aunque recuerda que suelen provocar somnolencia, así que evita que los tome el conductor.

 

En definitiva, estos son los diez consejos que os damos para que podáis ir en cualquier transporte y no os acabéis mareando y encontrando mal y paséis ese mal trago que se suele pasar una vez metido en un método de transporte, esperamos que os haya parecido útil, y si conocéis cualquier método más, comentádnoslo.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...