Por si todavía no os habéis enterado o no lo tenéis claro, hace poco se presentó el Porsche Taycan Turbo S y desafió a todos los coches eléctricos de producción de cuatro puertas. El Taycan hizo una marca asombrosa en Nürburgring, donde destacó con una marca de 7:42:54, siendo el eléctrico de calle más rápido hasta el momento. Pero... ¿Elon Musk va a dejar que Porsche gane y le deje un nivel por debajo?

 

 

 

 

 

 

Elon Musk escribió en su Twitter que durante estas semanas iban a estar rodando la versión más potente de sus Teslas en el circuito germano, para hacer entrenamientos y ponerlos a prueba para conseguir mejorar el último logro de Porsche en Nürburgring. Dado el revuelo de estas noticias tan calientes, muchos medios pensaban que los Teslas iban a ir al circuito a batir esos 7:42 minutos, pero no, para eso tendrían que haber reservado la pista con bastante anterioridad, reserva que no han realizado todavía. Tesla afirma que simplemente van a ir al circuito para poder entrenar y sacar partido de esas experiencias con un nivel de control mayor y de investigación sobre este vehículo.

 

 

En un principio el Tesla Model S no está pensado para correr por el duro y exigente circuito de Nürburgring, ya que el Tesla Model S Performance tiene un pequeño "problema" con la refrigeración de las baterías y eso afectaría negativamente al Tesla a lo largo de los más de 20 km, con grandes rectas y las interminables curvas a lo largo de todo el intenso circuito.

 

 

Este mes el Model S contará dentro de poco con un nuevo restyling incorporando una nueva actualización Raven, que incluye nueva suspensión adaptativa que mejora la estabilidad del coche para estos casos en los que tiene que salir a pista a por todas. También esperamos que Musk incorpore a este modelo deportivo Tesla los frenos Brembo que tiene instalado el Tesla Model 3, y que instalen también el sistema de refrigeración hacia las baterías cuando se active el modo "Track Mode". Seguramente el modelo que entrene en el "infierno verde" tenga incorporado todos estos sistemas de mejoras para intentar hacerle frente a Porsche.

 

 

Nos hizo mucha gracia cuando el ex-piloto de Fórmula 1 Nico Rosberg le dijo a Musk por Twitter: "¡Llámame si necesitas un conductor decente para hacer la vuelta!"

 

 

Por último, os vamos a comentar las similitudes que tienen ambos modelos eléctricos para que sepamos ante qué tipo de lucha por el preciado pódium estamos. En primer lugar, ambos son de tracción total ya que tienen un motor en cada eje y la entrega de la potencia es bastante similar a la hora de apretar el pedal del acelerador eléctrico: tenemos por una parte el Taycan Turbo S que rinde 460 kW (625 CV) y por otra parte el Model S Performance rinde 451 kW (613 CV), aunque el Taycan Turbo S puede llegar a los 560 kW (761 CV) con el Launch Control.

 



Por otra parte, el Taycan Turbo S también supera al Model S Performance en par máximo: generando el Taycan 1.050 Nm y 931 Nm para el Tesla. Por otro lado, la velocidad máxima es muy similar en ambos, 260 km/h el Taycan y 250 km/h el Model S, aunque en aceleración le gana el fabricante californiano Tesla: 2,6 segundos para hacer el 0-100 en comparación a los 2,8 segundos que realiza el Taycan.

 


Como ya vimos anteriormente el Taycan tiene un avanzado chasis que ha sido diseñado y fabricado para minimizar su peso y ayudar a equilibrar los torques y pesa 2.295 kilos, poco más que el Model S con 2.241 kilos. Ambos modelos han demostrado grandes cambios en la tecnología y en su fabricación en pocos años de investigación y desarrollo, pero están consiguiendo grandes cambios en el mundo del motor eléctrico.

 

Os dejamos un video donde podéis ver como se conduce un Porsche Taycan Turbo S en Nürburgring para que haga la vuelta rápida de entre todos los modelos de serie eléctricos que existen hasta el momento.

 

 ¿Quién ganará el desafío?

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...