BMW ha sido la primera marca en desarrollar este impresionante y radical color negro. Para ello han estudiado la sustancia más oscura del mundo y han dado con ella, un agujero de luz, al que han nombrado como "Vantablack" por sus siglas principales y por el acrónimo inglés 'Vertically Aligned Nano Tube Array' que se traduce como conjunto de nanotubos alineados verticalmente.

 

 

 

 

Este novedoso color ha conseguido realmente absorber toda la luz y también tiene una reflectividad de la luz desde casi todos los ángulos de casi un 0%. Con esta aplicación de color se consigue que no haya esa sensación de profundidad espacial, haciendo que el ojo humano lo perciba casi como un objeto bidimensional. De esta forma la parrilla delantera de este gran BMW se hace protagonista, y realmente todos los demás detalles del coche se elevan visualmente destacando por su cambio significativo de visión.

Este proyecto tan innovador ha surgido de la mano del creador de Vantablack, Surrey NanoSystems, el cual asegura que han rechazado multitud de propuestas de otros fabricantes de automóviles muy famosas, pero que ellos querían empezar a trabajar con BMW.

 

 

Según el director creativo de diseño, Hussein Al Attar, el objetivo era "dar protagonismo a los pilares del diseño automovilístico, sin la distracción que suponen las luces o los reflejos". Y claramente han conseguido el gran objetivo de apagar en cierta forma el cuerpo de este gran BMW y le han dado vida a los demás elementos de diseño del coche. Y como podréis ver, lo han conseguido con creces.

Anish Kapoor es un escultor británico nacido en la India que compró en exclusiva los derechos en 2016 del negro 'más negro del mundo', con lo que fabricar este nuevo color para usarlo en la industria automóvil aún no es viable ni se puede comercializar porque sería realmente caro y ostentoso, ya que habría que comprarle parte de los derechos a Anish y aparte en términos de seguridad vial sería complicado, ya que este color es tan negro que casi no se ve y por la noche podría ser un gran peligro si no se puede identificar desde lejos.

BMW piensa que el Vantablack sí que es posible que fabrique elementos para la tecnología y para la conducción autónoma, ya que posiblemente pueda fabricar los mecanismos de sensores basados en láser para los sistemas inteligentes de ayuda a la conducción.

 

 

El Vantablack puede absorber el 99.965 % de la luz visible y para ser fabricado necesita una temperatura de 430 °C. Este elemento tan oscuro y que capta la luz, podría ser interesante su uso en la industria aeroespacial para evitar que la luz deslumbre en algunas ocasiones o para otros usos que ayuden a facilitar los trabajos en el espacio.

Sus recubrimientos forman unas grandes conexiones de nanotubos de carbono que hacen que la luz rebote en ellos y se absorba hacia dentro del sistema convirtiéndose en calor, con una reflexión muy pequeña. La compañía ha desarrollado hace poco tiempo el segundo recubrimiento más negro del mundo: el Vantablack S-VIS.

Este nuevo sistema de pintura ha sido investigado y desarrollado para crear y fabricar una pintura de nanotubos de carbono que se puede rociar sobre diferentes superficies, para facilitar su aplicación y permitiendo su uso en un amplio abanico de trabajos.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...