Queremos echar la mirada hacia atrás y vamos a comentar este coche que comenzó sus andadas en el cine en la primera película de la saga "A todo gas". Vamos a comentaros qué tipo de coche tenía entre sus manos el actor Paul Walker.

 

 

El Eclipse ha pasado por cuatro distintas generaciones. Las dos primeras están relacionadas de manera cercana y comparten varias partes, mientras que la tercera generación está basada en una nueva plataforma y la mayoría de sus componentes son distintos a los Eclipses de primera y segunda generación.

 

Primera generación

 

Segunda generación

 

La segunda generación se fabricó entre 1990 y 1995 y realmente mantuvo el objetivo de mercado de la primera, pero tuvo un importante rediseño y tenía diferentes motores en sus versiones. Esto hizo que esta nueva generación del Eclipse fuese mucho más popular, principalmente en el mercado joven menor de 25 años ya que causó un gran furor entre ellos. Aparte de las versiones de techo duro también fue introducida una variable descapotable; esta serie salió a la luz como versión Spyder a mitad del año 1995.

El motor que le incorporaron a este nuevo Eclipse era un motor atmosférico y era una versión del motor del Chrysler Neon, fabricado por Chrysler y distribuido e instalado en las instalaciones de Diamond Star Motors.

 

 

El coche que sale en la película era un Mitsubishi Eclipse RS 420A de 1995 con una potencia de más de 210 CV con las modificaciones pertinentes de aquella época en la que primaba el tuning, como la modificación de la carrocería y también el gran motor que se posicionaba en la parte izquierda del capó. En aquellos tiempos este fue el primer coche que salía en la saga de "A todo gas" y tuvo una excelente aceptación por parte del público.

 

Os dejamos el famoso fragmento en el que disputan una carrera entre los cuatro contrincantes del momento.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...