Cuidamos nuestros coches como si solo fuese necesario limpiarlo por dentro y por fuera, intentamos cuidar su rendimiento para que no sufra el motor, etc. Pero, no nos deberíamos olvidar de ese pequeño detalle, que es la llave del propio coche. Si no tienes una copia de la misma y la llave que normalmente usas la pierdes o se rompe por cualquier casualidad...

 

Normalmente, depende de la marca y del modelo de la llave del coche, solo se pueden realizar duplicados de llave en sus concesionarios correspondientes. Y de hecho, para que nos hagan la copia de la llave, es necesario que primero nos identifiquemos para que puedan validar que la llave que estamos pidiendo es para nosotros y no con otros fines. Normalmente es necesario que adjuntes también el número del código que tiene la llave original, para poder copiar ese código e insertarle la misma señal y código a la nueva llave.

Nosotros os aconsejamos que antes de llegar al extremo de perder la llave y no poder usar el vehículo, seáis precavidos y os hagáis una copia de llave del coche, con la llave original, por si acaso algún día tenéis un susto y tenéis que ir a por esa maravillosa salvación. Muchas personas creen que cuando compran sus coches nuevos o de segunda mano, no es necesario hacer copias de llaves porque es una opción en la que hay que gastar más dinero y muchas piensan que no es necesario. Normalmente si compras un coche nuevo, el concesionario te da dos llaves para poder disponer de dos opciones. Pero si tu coche es de segunda mano y no tienes una copia, te va a salir mucho más caro intentar abrir tu coche sin la llave.

 

 

 

Para acudir a por esta considerable salvación es aconsejable que lo hagas en una tienda especializada en estas copias de llaves, ya que los concesionarios, normalmente también acuden a estas tiendas especializadas para que les hagan las copias de las llaves.

A parte de que podamos extraviar las llaves, puede que a nuestras llaves se les haya acabado las pilas que llevan en su interior y en este caso solo hay que cambiar la pila para su correcto funcionamiento. En otros casos algún componente del circuito se puede haber deteriorado o sufrir un cortocircuito en su interior. En tal caso, habrá que abrir la llave y localizar el problema para arreglarlo. También es posible que se haya desprogramado el transpondedor, que se encarga de enviar una señal codificada para abrir la puerta, por ejemplo. Para repararlo se necesita maquinaria avanzada y conocimientos de cada tipo de llave, como los de un experto en copiar llaves de todo tipo.

 

Asique, ya sabéis, tened siempre una copia de la llave de vuestro coche para estar asegurados en cualquier problema que os surja con la primera llave que tengáis. ¿Habéis tenido vosotros algún tipo de problema así con vuestras llaves del coche? ¡Comentadnos cual!

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...