A día de hoy todos los fabricantes están investigando la posibilidad de mejorar todas las pequeñas taras que aún tienen los coches eléctricos y están estudiando todas las posibles opciones para mejorar el rendimiento y la facilidad del uso y manejo de esta tecnología en nuestro día a día.

Una tara que se han planteado es, el peso del conjunto de las baterías en un vehículo eléctrico, por lo tanto, varios fabricantes han buscado la solución, y posiblemente sea en la carrocería.

Es una de las investigaciones pendientes de los fabricantes de vehículos, sobre todo de los deportivos, ya que piensan que son de los más vendidos y más lujosos. Ponemos varios ejemplos como el nuevo Audi e-tron, que cuenta con un peso de 2.565 kilos, de los cuales el 27% son las baterías. Ferrari ha presentado el SF90 Stradale, su primer híbrido enchufable en toda su historia y su modelo de calle más potente, con hasta 1.000 caballos. Pero como bien comentábamos antes, las baterías de este modelo tienen un gran peso sobre este monstruoso modelo.

Volvo propuso por primera vez el uso de la propia carrocería del vehículo como almacén de energía. Con la ayuda de la Unión Europea, así como de otros fabricantes, presentaba la solución: fabricar la carrocería en un compuesto de fibra de carbono y una resina de polímero. El vehículo aparte mejoraría sus prestaciones, con una mayor dureza y un peso hasta un 15% más rebajado y deja libre el espacio que ocuparían las baterías.

 

 

Por otro lado, la idea de Toyota es implantar paneles solares en la carrocería para que recojan la energía solar y la almacenen con el fin de poder almacenar esta energía para el funcionamiento del vehículo, ya sea en movimiento o parado el vehículo. Con esta tecnología seguiríamos teniendo baterías donde se almacenaría la carga, y no nos desharíamos de las baterías que es lo que las marcas quieren, pero con investigación y desarrollo seguramente se podría liberar algo de espacio y peso a los modelos.

 

 

Panasonic a petición de Toyota, ha creado unos paneles solares que ocupan todo el techo del Prius para así optimizar la capacidad de sus baterías. Mediante el techo solar del Toyota Prius Plug-in Hybrid se obtiene una gran mejora en su autonomía gracias a que se ha aumentado la potencia de los paneles.

El panel es capaz de producir 180 watios de electricidad, cantidad suficiente para alimentar los accesorios electrónicos del Toyota Prius y además cargar con la energía sobrante las baterías de ion-litio. Según Toyota, este panel de células fotovoltaicas permite aumentar en 6 kilómetros diarios la autonomía de las baterías del Prius en modo sólo eléctrico independientemente de si tenemos el coche aparcado en el exterior o si estamos circulando. El enorme panel solar estará disponible de momento en la versión japonesa del Toyota Prius enchufable y respeta el diseño original del automóvil, sin alterar las líneas aerodinámicas del techo.

 

 

 

Comentarios  

0 #1 R.Fuentes 22-07-2019 14:31
y que pasará cuando el vehículo tenga una colisión, teniendo en cuenta que la carrocería es "batería"
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...