La tecnología nos lleva realmente hacia muchas nuevas soluciones y facilidades para nuestro día a día, pero también emanan nuevas formas de delinquir. Si aún no habéis leído nuestro artículo de cómo están robando coches que se abren con llaves inalámbricas, entrad en él.

 

Las llaves de coche han entrado como un jugoso plato en el menú de los ciberdelincuentes a día de hoy, y hasta que todas las marcas no hagan llaves que no se puedan hackear, Kia ha sacado una funda de llave para evitar que se hackee la llave obteniendo su frecuencia.

 

 

Kia nos ofrece la funda KiaSafe, se fundamenta en el principio de "la jaula de Faraday", es el efecto por el cual el campo electromagnético del interior de un conductor en equilibrio es nulo, anulando el efecto de los campos externos. La idea de Kia es que esta pequeña funda evite que se acceda al sistema y se pueda tomar el control del coche.

Estas fundas antirrobo son válidas para los coches que ya disponían de las llaves inalámbricas y para las llaves de nueva producción. La marca afirma que están trabajando en nuevas llaves que tengan un botón "sleep" que crean señales de ultra ancho de banda para que no se puedan hackear.

 

 

Esta funda tiene un coste aproximado de unos 15 euros y esta maravillosa funda es posible que funcione para cualquier llave que sea inalámbrica. Los fabricantes recomiendan que evitemos dejar estas llaves cerca de ventanas o puertas que estén próximas al lugar donde los delincuentes puedan acercarse para captar la señal. La verdad que todos los usuarios de llaves inalámbricas esperan una solución viable para este gran problema.

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...