Vamos a mostrarte cuales son los Porsche más ruidosos que existen a día de hoy creados por los mecánicos más locos de todo el mundo y de toda la historia. Para ello estos experimentados amantes de Porsche han calculado los decibelios que expulsan por el tubo de escape estos estruendosos modelos.

Porsche 911 SC ‘Safari’

El 911 SC 3.0, compartía similitudes físicas con su homólogo “Super Carrera”, pero por otro lado era muy diferente. El motor que alimentaba los ejes era un Boxster de seis cilindros y 2,994 centímetros cúbicos. Sus 250 CV de potencia le permitían alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. El chasis, estaba especialmente preparado para la competición, puesto que una distancia de 28 cm lo separaba del firme. Además, el peso total del vehículo estaba en torno a 1.180 kg, lo que hacía del Porsche 911 SC 3.0 un vehículo robusto, veloz y fiable. Este potente modelo emite acelerando un pico de 122,9 decibelios.

 

Porsche 911 RSR 996

 

Los Porsche 911 RSR son versiones desarrolladas para la competición. El Porsche 911 996 RSR era un coche a la vieja usanza que también montaba un bóxer de seis cilindros. El exitoso coche de carreras tiene un rugido atronador que llega hasta los 123,4 decibelios.

Porsche 928 ‘Trigema’

 

Este 928 Trigema estaba previto que sustituyera al 911 ya que innovó y situó el motor en la parte delantera, ya que pudo montar un motor V8, ya que anteriormente todos los modelos habían sido seis cilindros. Este modelo es un modelo de competición y en las pruebas de sonido llegó a alcanzar un total de 126.4 decibelios.

 

Porsche 804 de Fórmula 1

En los 60 nos encontramos a Porsche en la Fórmula 1. Un pequeño monoplaza que montaba un motor bóxer de ocho cilindros y apenas 1.5 litros, capaz de subir por encima de las 9.000 revoluciones. En esa década, el piloto Dan Gurney tuvo que soportar en su espalda su sonido de 137,8 decibelios.

 

Porsche 911 Carrera RSR Turbo 2.1

 

 

 

Este Porsche genera unos escalofriantes 138,1 decibelios que hacen que sea el gran merecedor del primer puesto en el ranking de los Porsches más ruidosos. Fue una evolución del modelo de competición que introdujo el turbo por primera vez en la historia. Al motor bóxer de seis cilindros se sumaba un gran turbocompresor KKK. Se trataba de un 911 altamente modificado con una carrocería ensanchada y que pesaba menos de 900 kg de peso con lo que logró un impresionante segundo puesto en Le Mans.

 

Os dejamos con el video en cuestión para que lo podais disfrutar, ¡llevad cuidado con los oidos!

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...