Aún no ha llegado el verano ya que comienza el día 21 de junio, pero para el principio de verano, la DGT, siempre diseña una campaña para concienciar a los conductores del peligro que conlleva conducir bajo los efectos del alcohol y de las drogas.

El año pasado por estas fechas más de 95.000 conductores de turismos dieron positivo en controles de alcohol o drogas. Para disminuir esta cantidad de personas la DGT ha puesto en marcha un nuevo dispositivo que llevará a la Guardia Civil de Tráfico a realizar 25.000 controles diarios de alcohol y drogas.

El principal objetivo es que los conductores eviten coger el coche después de haber ingerido alguna de esas sustancias con el único fin de evitar accidentes de tráfico. Estos controles, por cierto, se llevarán a cabo sin importar la hora del día ni el tipo de vía por el que se circule, según ha anunciado la Dirección General de Tráfico.

 

 En España, uno de cada cuatro personas fallecidas en un accidente de tráfico está ligada al consumo de alcohol y/o drogas y, del total, el 75% al menos triplicaba la tasa máxima permitida. A lo largo del año pasado, la Guardia Civil de Tráfico realizó más de 5 millones de pruebas de este tipo, con un 1,3% de los conductores que se sometieron a ellas dando positivo. El porcentaje se ha reducido mucho desde el año 2001, cuando la cifra era del 5%. Sin embargo, ese 1,3% todavía representa a más de 95.000 conductores.

 

Aquí os dejamos la campaña del año pasado de la DGT:

 

 

 

Comentarios  

0 #1 joeluispalencia 10-06-2019 16:05
excelente campaña
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...