No tenemos muy claro hacia donde se dirige el futuro en cuanto a tecnología e integraciones en los coches se refiere, pero con las novedades que vemos año tras año, podemos observar siete elementos que seguramente van a desaparecer en los nuevos modelos que vayan creando las marcas de todo el mundo. Realmente pensamos que si están desapareciendo en muchos de los nuevos modelos que se están creando a día de hoy, es porque podemos seguir con normalidad sin ellos, aunque los cambiemos por otros métodos eléctricos o inalámbricos.

¡Vamos a empezar con el primer dispositivo!

Reproductor de CD's

 

 

 

Claramente este es un dispositivo que ya la mayoría de las marcas que fabrican automóviles ya están dejando de incluir en sus vehículos, ya que es totalmente innecesario puesto que en la era moderna ya nos hemos acostumbrado a que todo sea inalámbrico y automatizado. Desde hace unos años, muchas marcas han apostado por crear en sus modelos un sistema de audio en el que se conecta, bien por Bluetooth o bien por aplicaciones en el mismo dispositivo como Spotify en las que puedes conectar tu teléfono o conectar tu cuenta Spotify y disfrutar de tu lista de reproducción favorita o elegir la canción que te apetezca en ese momento.

 

Retrovisores con espejo

 

 

Pues sí señores, el clásico retrovisor con espejo se sustituye por una cámara asociada a pantallas en el interior que van informando y detallando con precisión de lo que ocurre detrás nuestro. Hay dos ventajas claves que harán que el retrovisor con espejo desaparezca. La primera: es más pequeño y mejora la aerodinámica del conjunto. Y la segunda: las aplicaciones en términos de seguridad serán mucho más interesantes. Por ejemplo, en condiciones de lluvia se verá más y mejor. El Audi e-Tron es el primer coche vendido en España con retrovisores digitales.

 

Llave del coche

 

 

Las llaves de los coches desaparecerán, eso lo tienes que dar por hecho. La cuestión es cuándo. Hoy en día las llaves son ya, en muchos casos, pequeños dispositivos electrónicos que incluso cuentan con pantalla desde la que puedes modificar elementos del vehículo, como encender el coche, la autonomía disponible o bien saber si las puertas están abiertas o cerradas. Todo esto se podrá hacer mediante nuestro teléfono móvil: una aplicación permitirá abrir o cerrar el coche. O simplemente lo hará automáticamente al acercarnos o alejarnos. Sin ir más lejos: la ‘llave’ del Tesla Model 3 es una tarjeta que puedes guardar en la cartera. O incluso hay pulseras en las que al llevarlas en tu muñeca y acercarte al coche, el coche se abre.

 

Palanca de freno de mano

 

 

Desde luego la palanca del freno de mano convencional y de toda la vida está desapareciendo y le está ganando el puesto el botón electrónico del freno de mano. Los coches por ejemplo que se han fabricado este año 2019 casi todos llevan incorporado el botón electrónico. Sobre todo en modelos bajos de gama sí que aún siguen incorporando las palancas mecánicas, pero el freno de mano eléctrico está ganando la batalla. Sin duda, el pequeño botón para accionarlo es mucho más fácil de ubicar en un interior moderno, cada vez más minimalista. Las ventajas son muchas: es más eficaz, se puede activar automáticamente, previniendo errores humanos, permite mejorar el arranque en pendientes y ayuda en caso de frenadas de emergencia. ¿Lo malo? Es peor para derrapar en un tramo de tierra.

 

Cambio manual

 

 

Es muy probable que termine desapareciendo por completo a largo plazo. El cambio manual es un dispositivo incompatible con los elementos de conducción autónoma, por lo que cada vez irá perdiendo uso. Es obvio: un cambio automático, hoy en día, es más eficiente, es más rápido y es más cómodo. Además, si no quieres perder el control, se puede gestionar de manera completamente manual. El cambio manual quedará reducido en un futuro a vehículos muy baratos o, al contrario, a coches deportivos para puristas de la conducción más auténtica.

 

Luces halógenas

 

 

Seguramente nadie echa de menos esas luces halógenas tradicionales. Los nuevos sistemas de iluminación mejoran la calidad de la luz, reducen la fatiga de conducir de noche y además, a nivel de diseño, permiten luces más espectaculares y formas más atractivas. Es una forma de avanzar hacia una mejor tecnología y hacia un mejor confort en todas las carreteras.

Rueda de repuesto

 

 

Sin duda, con el paso del tiempo, este elemento desaparecerá de los coches nuevos, principalmente porque ya no harán falta: tendremos neumáticos sin aire y conectados. No habrá riesgo de pinchazo. A día de hoy, la rueda de repuesto es algo raro de ver: se han sustituido por las ruedas de galleta en el mejor de los casos y por el kit antipinchazo en el peor de los casos. En este caso, para reducir los gastos y mejorar el espacio en el maletero.

 

Estos son los dispositivos y objetos que van a ir siendo sustituidos mediante pase el tiempo, ya que en el futuro seguramente será todo mucho más cómodo y sencillo para nosotros. Al fin y al cabo, buscamos lo sencillo, lo simple y lo tecnológico para nuestro confort y comodidad.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...