Seguro que si eres un aficionado al mundo del motor habrás oído hablar de Nürburgring. Fue apodado como el “Infierno Verde” por el tricampeón del mundo de Fórmula 1 Jackie Stewart, este trazado alemán se ha ganado su lugar en la historia por méritos propios. Es el circuito más largo del mundo, con una longitud de 26 kilómetros con un total de 90 curvas. Conducir sobre este circuito es un deleite para todo aquel que disfrute al volante y, aunque Nürburgring está abierto al público, no es nada barato.

 

 

 

Nürburgring, que se se encuentra en el poblado de Nürbur, en los bosques de la región de Eifel, Alemania. Inaugurado en 1927, el circuito de Nürburgring ha pasado de ser un lugar exclusivo para competiciones a estar abierto para todo aquel que tenga un coche, siempre y cuando las condiciones climatológicas lo permitan y no se esté disputando ninguna carrera.

Y lo mejor de todo es que puedes circular con casi cualquier cosa que tenga ruedas y un motor, desde una moto de 50cc., como un coche de los años 80, una limusina, un autobús, un LaFerrari, o tu propio vehículo puede entrar en este circuito para el deleite de este enorme circuito. Si estás pensando en llevarte tu coche, desde tu casa hasta el trono de los circuitos, te vamos a indicar varios datos para que te lo pienses tranquilamente y sepas qué quieres hacer.

Vamos a ponerte un ejemplo, y es que quieres viajar desde Madrid hasta nuestro querido destino, Nürburgring, tendríamos en total unos 3.600 km de ida y de vuelta para conducir con tu propio vehículo. Y para ello tenemos que tener en cuenta varios factores mecánicos de tu coche como por ejemplo el estado de tus frenos, tus neumáticos, suspensiones y el estado del motor en el que se encuentre en el momento de este esperando viaje. Para ello te aconsejamos que realices una revisión completa de tu vehículo antes de emprender tu viaje y poder viajar con las relativas garantías de realizar 3.600 km hasta tu destino sin problemas. También tenemos que tener en cuenta que, si vamos a llegar al circuito y vamos a querer disfrutar de una conducción agresiva dentro del circuito, y vamos a tener una conducción agresiva con nuestro coche, va a soportar un desgaste de neumáticos y de frenos importante.

 

 

 

El tiempo aproximado de viaje sería de unas 15 horas sin parar, cosa nada aconsejable. A ello hay que sumar el gasto del combustible. Una media de 6 l/100 km equivaldría a más de 200 litros de combustible entre la ida y la vuelta. Lo mejor en este caso es repostar cercanos a la frontera con España, ya que las tarifas del bidón son algo más elevadas en nuestro país vecino. Con suerte, el próximo repostaje será en Luxemburgo, donde llenar el depósito es incluso más barato que en nuestro país.

Al final, el combustible te saldrá entre 250 o 300 euros, en función del consumo medio de tu coche y de lo pesado que tengas el pie derecho. El coste de los peajes puede suponer un desembolso de más de 100 euros, siendo este gran roba bolsillos en carreteras francesas.

La opción “gratuita” es aumentar el tiempo de viaje en seis horas más por vías secundarias en su mayoría, así que no es lo más aconsejable salvo que aproveches para hacer turismo por todas las zonas que pasen con tu preciado coche para hacer fotos por todos los parajes naturales y paisajes. En cuanto a las comidas, lo más barato es llevársela hecha de casa, pero por unos 15 euros podemos disfrutar de menú en las múltiples estaciones de servicio que hay por el camino.

 

Si por cualquier motivo no quieres hacer 3.600 kilómetros en coche y decides viajar hasta el circuito para alquilar allí un coche, también puedes hacerlo sin problemas, Y CON DINERO.

 

 

 Lógicamente no todo el mundo está dispuesto a recorrer con su coche casi 4.000 kilómetros hasta este famoso circuito. Hay varias compañías que se dedican a alquilar coches en ese mismo lugar como por ejemplo: Need For Ring Motorsport & Rent Am Nürburgring, Rent4Ring o RSR Nürburg.
En cualquiera de estas empresas de alquiler de coches podéis ver más o menos los precios de los vehículos y cuántas vueltas entran dentro del precio.

La verdad que en estas compañías puedes optar por alquilar el coche que tú quieras, desde un compacto muy sencillo para principiantes hasta Ferraris o Lamborghinis dotados de gran potencia para disfrutarlo por esas 90 curvas a lo largo del circuito. Aparte de alquilar un coche para llevarlo tú mismo dentro del circuito, también puedes optar por pagar un Taxi Lap o Ring Taxi, en el que un piloto profesional de ese mismo circuito te llevará en el coche que tú elijas a toda potencia para que sientas la adrenalina como si estuvieses montado en una nave galáctica, como por ejemplo, en un Porsche 911 GT3 o un BMW M5.

En el mismo recinto de Nürburgring también podemos optar por alojarnos en varios hoteles y hostales si queremos estar toda nuestra estancia cerca de este emblemático circuito en los que el precio ronda sobre los 60 a los 100 € la noche.

De lunes a jueves, el precio de la entrada turística para correr dentro del circuito vale 25 euros, mientras que los fines de semana asciende hasta los 30 euros. Si somos asiduos habituales en el circuito, un abono anual sale por 2.200 euros. Estas condiciones se darán siempre y cuando accedamos al trazado con nuestro propio coche.

 

Aquí os dejamos un video del último récord de vuelta rápida en Nürburgring de hace unos 6 meses en el que batió el récord un Porsche 911 GT2 RS preparado por MR. Disfrutadlo

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...