Perteneciente a un coleccionista de los Emiratos Árabes conocido como The Rainbow Shikh, amante de los automóviles poco convencionales, llega su nueva adquisición: el Dhabiyan.

En sus adquisiciones podemos encontrar todo lo que no te puedes imaginar, pero no por eso menos espectacular.

Diseño del coche en Emiratos Árabes

Un automóvil todo terreno, no cabe duda alguna, que no se asemeja a algún otro modelo jamás creado, pues fue construido sobre la base de un camión militar modelo Oshkosh M1075m. Cuenta con una cabina de un Jeep Wrangler, donde su parte posterior es de un Dodge Dart. Utiliza unos faros extraídos de una Ford F-Series Heavy Duty.

Es demasiado difícil imaginar el tiempo y los retos a los que se tuvieron que enfrentar los ingenieros para desarrollar esta máquina.

Cuenta con 10 ruedas de un tamaño bastante peculiar, eso sin contar las 4 refacciones que tiene a los costados del vehículo, dándole un diseño aún más imponente de lo que ya es.

Posee un peso de 24 toneladas y, aún con ese exceso, podría atravesar las carreteras más dañadas e intransitables de cualquier lugar. Sin embargo, solo se limita a pasar por unas cuantas dunas del desierto árabe, dejando a muchos con la ilusión de verlo exprimir todo su potencial.

Motorización y medidas

Está alimentado por 15,2 litros, con unos 600 caballos de fuerza. Mide más de 10 metros de largo, 3 de alto y cerca de los 2,5 de ancho.

Se dice que el dinero puede traerte muchas cosas, pero no la felicidad; sin embargo, para el coleccionista parece ser que es todo lo contrario.

En cuanto a la practicidad parece ser solo un elemento más para la colección de este multimillonario, pues cuesta demasiado imaginar qué utilidad tendría en las calles. ¿Cómo podría girar en los cruces? ¿Dónde lo podría aparcar? Son algunas de las preguntas que más se harán los usuarios al verlo.

En la red existen pocos pero variados videos donde se puede observar al Dhabiyan en acción, y como es de suponer, es un vehículo que contrarresta opiniones. Amado por muchos y odiado por otros más, es simplemente un objeto material que fue un capricho de una persona con mucho dinero que no encontró una mejor idea en qué gastarlo.

Imponente, no cabe duda; inútil, por supuesto. Pero cada uno tendrá su opinión y es válida. Lo que es una realidad es que la colección que está forjando el árabe es, seguramente, una de las más extrañas y extravagantes del mundo. No se tienen datos sobre cuánto pudo haberle costado fabricarlo.

El Dhabiyan será un ícono de los Emiratos Árabes cuando se exhiba al público, pues seguramente fue hecho solo para demostrar a dónde podría llegar el ingenio de una persona.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...