El Aston Martin Valkyrie, el primer automóvil de la marca y catalogado como hiper deportivo, ha hecho presencia.

Desarrollo

De la mano de Red Bull Advanced Technologies y AF Racing, la marca fundada por Robert Bamford y Lionel Martín en 1913, han creado un concepto único que ha llamado la atención y robado las miradas del público que parece ser inmejorable.

Diseño

Imponente de solo verlo, con líneas bastante marcadas y un estilo único como todo automóvil fabricado por la automotriz británica. Con solo dos puertas para dos plazas, es un deportivo que habla por sí solo.
La aerodinámica juega un papel crucial y bastante protagonista en su construcción, con mayor refinamiento y más moderno, que destacan esencialmente los canales de viento, y el alerón.
Presenta una salida doble de escape , ubicado en la carrocería, la posición de manejo es fija pero ajustable en pedales, y la posición de columna de dirección.
En su interior, encontramos un volante parecido al de un F1, en donde destaca la pantalla en su interior donde se le ofrece al conductor toda la información necesaria del auto. Mientras que sus asientos, no van enfocados a la comodidad sino a la deportividad.

Motorización y potencia

Construido con la más alta y reciente tecnología, el encargado de brindarle la vida a este salvaje coche es un Crosworth V12 de 6,5 litros con aspiración natural y un asistente eléctrico, con un peso total de 206 kilos.
Su transmisión así como el motor, son parte de su estructura que le da mayor rigidez y anclaje a la suspensión de su parte trasera. Cuenta con un sistema KERS de regeneración, sí, como todo un fórmula 1.
Potencia de 1,000 hp; el par máximo producido por la motorización empleada es de 546 Ib-pie 7,000 rpm. Todo ello sin recurrir a un turbo.
Toda vez que estas unidades son únicamente producidas por combustión interna, el boost eléctrico con el que cuenta correrá a cargo del sistema híbrido.
El motor eléctrico concede 160 hp y 206 ib-pie de par adicionales, que finamente da como resultado 1,160 hp y 752 lb-pie.
Siendo así, uno de los más poderosos de todo el mundo.

Totalmente exclusivo

No solo es el hecho de que se producirán únicamente 150 unidades, sino que, además, todas cuentan con dueño.
Llegando a la cifra de 3 millones de euros, parece que fue tanto el encanto de este auto, que no queda uno más disponible.
Pese a todo lo que se pudiera pensar, el Valkyrie está totalmente homologado para estar pisando las calles, aunque como es de esperarse, en una pista de carreras es donde se lucirá.
Aún no se tienen detalles exactos sobre su fecha de salida; sin embargo, se ha avisado que el Aston Martin Valkyrie está en fase de producción.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...