Hoy os enseñamos esta increible nueva creación de la marca Koenigsegg presentada en la Geneva International Motor Show (GIMS).

El nombre Jesko es un tributo al padre del fundador, Jesko Von Koenigsegg. El propio Jesko ya retirado, asistió a la GIMS de mano de su mujer Brita para ver en primicia el tributo que su hijo le ha hecho con este coche. Este nuevo y novedoso modelo es el relevo del Agera y va a tener una producción limitada de 125 coches para su venta.

Y si nos centramos en el coche en cuestión y nos fijamos de cerca, podemos observar que este coche tiene una alta preparación en sus formas aerodinámicas.

Este coche está tan pensado en todas sus líneas aerodinámicas como su splitter delantero y alerón trasero, que se centran en pegar este coche al suelo y se centran en dirigir todo el flujo de aire para que refrigere todo el motor. El Jesko es capaz de generar una carga aerodinámica de 1.000 kg a 275 km/h, una cifra que mejora a su predecesor en un 40%.

Aunque sea un modelo con una imagen agresiva y de carreras, tiene tecnología que facilita su conducción y su entrega, por ejemplo tiene el Autoskin de la marca para abrir automáticamente las puertas del coche gracias a un sistema hidráulico que se activa electrónicamente. En este modelo, es más cómodo el acceso y el interior es más amplio y con mejor visión.

El Koenigsegg Jesko va equipado con facilidades como el sistema multimedia SmartCenter con pantalla de 9", la instrumentación SmartCluster de 5", el climatizador, la tapicería de cuero y Alcántara o la asistencia de aparcamiento.

 

Este Jesko tiene un motor 5.0 litros V8 biturbo del Agera RS, aunque completamente rediseñado para obtener una potencia máxima de 1.298 CV con gasolina convencional y hasta 1.623 CV con biocombustible E85. ¿El par máximo? 1.500 Nm a 5.100 rpm, aunque hay más de 1.000 Nm a partir de 2.700 vueltas.

 Este bloque de ocho cilindros con cigüeñal plano incorpora un nuevo sistema de admisión, pistones y bielas de nuevo diseño y fabricados en material ultraligero, turbos más generosos con sistema de inyección de aire y mejoras en la gestión del soplado de los mismos. La marca anuncia una optimización del proceso de combustión.

El citado sistema de inyección de aire en los turbos, desarrollado por la propia compañía sueca, está compuesto por un pequeño compresor y un depósito de aire de fibra de carbono. Básicamente, permite inyectar aire a 20 bar de presión en el sistema de sobrealimentación para hacer girar los turbos con antelación y ofrecer así una respuesta inmediata.

Otro desarrollo propio de Koenigsegg es la transmisión LST o Light Speed Transmission, multiembrague y de nueve velocidades, más ligera que un doble embrague y, según la marca, capaz de engranar cualquier marcha en cualquier momento, sin necesidad de un paso intermedio por otras relaciones y sin sincronización entre marchas.

Además, la transmisión se puede accionar con levas incorporadas en el volante o mediante la palanca central. Con cualquiera de los dos, con un toque se sube o baja marcha, mientras que un doble click supone cambiar a la marcha idónea para la máxima aceleración de manera instantánea, en una función denominada Ultimate Power on Demand.

Según Koenigsegg, el modelo ha sido diseñado para todos los mercados de Europa, América, Oriente Medio y Asia-Pacífico.

Coméntanos que te parece esta nueva apuesta de la marca Koenigsegg.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...