Coger un coche siempre implica un riesgo, pero conducir bajo condiciones meteorológicas adversas como lluvia, nieve, niebla o hielo lo multiplica aún más. Es muy importante tener cuidado y siempre tomar las medidas de precaución para reducir el riesgo al mínimo.

Todos aquellos que están pensando ahora en sacarse el carnet de coche tienen que tener en cuenta que es muy importante elegir una buena academia de conducción en la que te preparen bien, tanto en teoría como en práctica, para manejarte en cualquiera de estas situaciones. Tanto para ellos, como para los que cuentan ya con años de experiencia al volante, hacemos un breve repaso a algunos consejos útiles ante posibles situaciones climatológicas adversas:

Consejo 1: ¡Estate al tanto de la climatología! Hay múltiples webs donde puedes consultar la información meteorológica para la circulación vial y obtener, así, todos los detalles de las carreteras por las que vas a conducir antes de emprender tu viaje. Sólo de esta forma puedes planificar tu viaje en base al clima que te vas a encontrar. Y, por su puesto, recuerda llevar el depósito del combustible lleno, revisar la presión de los neumáticos, los niveles de aceite y anticongelante, tener el móvil con la batería llena (y llevar el cargador). También es básico llevar agua y algo de comida.

Consejo 2: en caso de lluvia, nieve o niebla, la visibilidad se reduce, por lo que recuerda que tienes que disminuir la velocidad. En estos casos, las luces antiniebla son buenas aliadas. También es muy aconsejable conducir manteniendo un punto de referencia en todo momento. Por ejemplo, si la carretera tiene rayas pintadas, te puedes fijar en la de la derecha o, si no, en el borde derecho de la vía; nunca deberías fijarte en centro, porque el coche que venga en dirección contraria puede hacer lo mismo y entonces la colisión sería inevitable.

Además, con el suelo mojado o con hielo, el coche tendrá menos adherencia, por lo que es muy aconsejable aumentar la distancia de seguridad para evitar accidentes. Por otro lado, recuerda redirigir el aire acondicionado hacia la luna si se empaña el parabrisas delantero y activar la luneta térmica para eliminar el vaho del cristal trasero.

Consejo 3: es converniente circular con marchas largas y evitar acelerones, volantazos o frenazos. De esta forma, el coche ganará tracción y no perderá la trayectoria. Recuerda que tu conducción debe ser lo más suave posible.

Consejo 4: evita los charcos. Si te encuentras el charco en la autovía y es imposible evitarlo sin poner en riesgo tu conducción, lo que tienes que hacer es frenar en el agua. No intentes evitarlo si es peligroso, simplemente deja que los neumáticos hagan su trabajo y mantén la trayectoria con el volante.

Consejo 5: comprueba que la cubierta de tus neumáticos está en buenas condiciones (como mínimo 1,6 mm de dibujo) y sin cortes. En caso de nieve, tendrás que usar cadenas. Es mejor aprender a colocarlas con buen tiempo, sin esperar a encontrarnos en una situación en la que sean imprescindibles.

Si sigues estos 5 consejos, el riesgo de accidente disminuirá el mínimo. De todas formas, recuerda que el mejor consejo que puedes seguir es el de ser lo más precavido posible.

Comentarios  

0 #1 Vicenteiriarte 18-02-2019 19:52
puro sentido común!!!! ..tan de primaria los consejos... dejen les paso unos mas profesionales:
1.- salir en segunda. "La nieve exige tener una visión más adelantada, anticiparse",
2.-cuando aparece el hielo, "ni tan siquiera los modernos sistemas, como el ABS o la tracción total, nos liberan del peligro de sufrir un patinazo, por lo que no cabe más que disminuir la velocidad y aumentar la prudencia.
3.- Nunca tener el sistema de aceleración en automático en estas condiciones. La mayoría de los accidentes suceden porque tienen el modo Crucero activado en estas condiciones esta prohibido
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...