Cuando éramos niños, a los pequeños varones se nos regalaban unos carritos, ya sea de fricción, a control remoto o de madera; los más afortunados los recibían con todo y pista de carreras. Por su parte, las niñas recibían una linda muñeca para "cuidarla" y "alimentarla". Desde esa edad, nos creaban la idea de que los coches son cosas de hombres y las mujeres no deben inmiscuirse en el mundo del motor.

Es así como la industria automotriz ha sido considerada durante años exclusivamente para hombres. Sin embargo, ahora podemos rectificar esa idea y darnos cuenta que no tan solo las mujeres pueden pertenecer a este sector sino también pueden hacerse cargo de él.

Mujeres en el mundo del motor, dos casos de éxito

Mayra González empezó como vendedora de autos en una agencia mientras estudiaba la carrera de mercadotecnia. Ella jamás pensó que ese empleo de medio tiempo la llevaría a convertirse en la responsable de una de las automotrices más importantes del mundo: Nissan.

En julio del 2016, la importante armadora comunicó que Mayra González se convertía en la presidenta de Nissan México. Sin duda una responsabilidad tremenda, pues la empresa puede presumir de 104 meses liderando el mercado nacional; desde el 2008 se ha convertido en la empresa de autos número uno en ventas.

Mayra González aceptó el reto y asegura que su éxito no viene por ser mujer. Ella no cree en la fuerza del género, sino en el talento y el trabajo duro de todo el equipo.

Otro ejemplo es Mary Barra. En 2014 tomó la dirección general de General Motors a nivel mundial, convirtiéndose así en la primera mujer en ocupar tal puesto . Esta es una de las empresas de autos más importantes del mundo con más de 100 años en el mercado y con filiales como: Chevrolet, Cadillac y GMC, entre muchas más.

Mary Barra logró superar uno de los momentos más oscuros en la historia de la automotriz al ser demandados en los Estados Unidos por la muerte de al menos 120 personas debido a fallos en sus automóviles. General Motors indemnizó a las familias con 2,500 millones de dólares y corrió con los gastos para retirar los autos del mercado que se creían defectuosos, ascendiendo a 800 millones de dólares el costo de tales acciones.

Después del bache tan estrepitoso, la ejecutiva llevó a la automotriz a toda una reestructuración positiva de la empresa, apostando por lo vanguardista y moderno. Entre todos sus reconocimientos destaca el de Forbes, distinguiéndola como la quinta mujer más poderosa del mundo en 2017.

Aún falta mucho por hacer, pero es importante reconocer el camino ya recorrido y destacar la influencia de estas mujeres que se atreven a tomar el volante del mundo del motor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...