En las épocas de clima lluvioso hay un problema muy frecuente que suele afectar a los autos si es que no se tiene el cuidado necesario, estamos hablando del peligroso Aquaplanning que cada año cobra factura en forma de accidentes y pérdidas, tanto de coches como de vidas. Un evento de tal grado de riesgo es digno de prestar atención y es por eso que te mostraremos qué hacer en contra del Aquaplanning.

Antes de tomar medidas para hacer frente al problema es necesario entender de qué se trata y cómo sucede.

¿Qué es?

El Aquaplanning, o hidroplaneo en español, es un fenómeno que afecta a los vehículos en su andar por cualquier superficie mojada o con algo de agua, lo cual causa que las llantas pierdan agarre sobre la superficie en la que se recorre y se pierda el control del vehículo.

¿Cómo sucede?

Se produce porque los canales que se encuentran en los dibujos de la llanta no son capaces de desalojar toda el agua que pisa y es entonces cuando el vehículo se desliza sin control sobre la superficie.

¿Cómo evitarlo?

Se debe entender que una vez que el auto esté sobre la influencia de este fenómeno ya no hay nada que se pueda hacer para detenerlo. Las acciones posibles una vez que has sido afectado son:

- Sujetar bien el volante: Por lo general, cuando el coche comience a deslizarse sobre la superficie esto hará que tu volante gire en múltiples direcciones. Una vez terminado esto debes de asegurarte que tu rumbo esté fijo y no hayas perdido la dirección.

Evitar frenar y acelerar: Debemos levantar el pie suavemente de los pedales para que sea la propia densidad del agua la que haga que se detenga nuestro auto.

Prepararte para el impacto: Si has perdido totalmente el rumbo del auto y su trayectoria lleva a una inminente colisión lo que debes hacer es pegar la cabeza al respaldo del asiento y nunca soltar el volante o cerrar los ojos, en caso que recuperes el control y puedas reaccionar.

Ahora, si bien no hay algo en concreto que podamos hacer cuando esto nos afecta, sí que podemos tomar medidas preventivas para evitar este tipo de accidentes.

- Mantenimiento del coche: Tener los amortiguadores a punto y los neumáticos -si no son nuevos- lo más saludables posibles.

- Presión de los neumáticos: En días de lluvia tenerlas con la presión más alta recomendada por el fabricante, ya que una presión baja reduce el tamaño de los canales de evacuación.

- Velocidad prudente: Lo mejor en días lluviosos es circular a una velocidad prudente de modo que haya distancia entre tu vehículo y el resto de los coches. Y si ves zonas más brillantes en la carretera es mejor evitar pasar por ahí o cambiar de carril sin comprobar si otros autos vienen.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...