Llegado el momento de regresar al colegio, hay que andar para arriba y para abajo con los niños. Con las avenidas saturadas, los automóviles apresurados, los niños inquietos, la gente estresada: es momento de cambiar la mecánica, relajarnos y garantizar la seguridad de los pequeños. Además, hacerlo es de carácter obligatorio.

Los cuatro grupos de los sistemas de retención infantil

Hay que tomar en cuenta que tenemos, por lo menos, cuatro características básicas para cubrir los requerimientos de cuidado de nuestros hijos. Estas son la edad, su altura, su peso y, por supuesto, la normatividad vigente.

La norma implica nociones básicas como que todo infante menor a 1.35 m. tiene que ir en el asiento trasero y utilizar sillas homologadas. Las sillas tienen un reglamento que fija su uso y, al indicarlo con un sello, todo es muy visual e instintivo. Pero si te preocupa saber qué sillas son las adecuadas para tu hijo, aquí te lo decimos.

Grupo 0 y 0+

Se trata de los bebés recién nacidos y abarca hasta el año y medio (13 kilos aproximadamente). Su silla debe ir en sentido contrario a la marcha, posicionada en el asiento trasero y con el capazo de manera transversal.

Grupo 1

Puede abarcar niños del grupo anterior por su tamaño, así que incluye desde los 9 hasta los 18 kilogramos (de un añito hasta los cuatro aproximadamente). La silla va en el asiento trasero y se sujeta con un arnés de cinco puntos. Este es el sistema ideal al cruzar sobre el cuerpo completo del niño, apto para apoyarse en los puntos rígidos: hombros y pelvis.

Grupo 2

A partir de los tres y hasta los siete años aproximadamente (15 a 25 kilos) se utilizan asientos acojinados con respaldo. Van sobrepuestos en la parte trasera y se fijan con el cinturón de seguridad. Se debe brindar la altura suficiente para que los niños puedan utilizarlo. Solamente hay que cuidar que no pase por el cuello y brindar apoyo lateral.

Grupo 3

Abarca de los 6 hasta los 12 años (22-36 kilogramos) y se utiliza el mismo sistema que el anterior. Hay que tener en cuenta que, de acuerdo con el tamaño del infante, en muchos casos puede solo utilizar el cojín elevador sin respaldo y alcanzar perfectamente el cinturón.

En adelante...

Cuando alcancen una altura de 1.35 metros, los niños podrán usar el cinturón directamente, aunque no se descarta la utilización de sillas homologadas hasta medir 1.50 metros preferentemente. Sobre todo, si el cinturón de seguridad pasa por el cuello.

Si ya regresaron al colegio, hay que cambiar la mecánica y garantizar su seguridad al 100% en el vehículo. Para que puedan llegar tranquilos a todo... ¡y tú también!

Comentarios  

0 #2 GestFuturo 09-10-2018 09:44
Después del desgraciado descuido que le costo la vida a una niña en Madrid la semana pasada, espero que todos los padres no olviden mirar las sillas de su niños cada vez que se bajen del coche.








Cuenta oficial de GestFuturo, el programa de gestión para taller mecánico
Citar
0 #1 [email protected] 25-09-2018 01:42
Busco bobina Mazda Artis año 96 _1.6
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...