Las etiquetas para los vehículos tienen su origen en el Plan Nacional de Calidad del Aire 2013-2016. En el cual se afirma que el tráfico es una importante fuente de emisiones en las grandes ciudades, proponiendo así la clasificación de los automóviles en función de su contaminación.

España no ha sido el único país en poner en marcha la iniciativa de las etiquetas, otros países de la Unión Europea también han apostado por esta iniciativa.
La DGT clasifica de esta forma los vehículos más respetuosos con el medio ambiente. Utilizando este distintivo como instrumento para controlar los episodios de alta contaminación en las ciudades. A su vez promociona las nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

Clasificación de las etiquetas ecológicas de la DGT

Cero emisiones: Ciclomotores, triciclos, cuadriciclos, motocicletas, turismos, furgonetas ligeras y vehículos de transporte de mercancías se clasifican como vehículos eléctricos de batería (BEV). Los vehículos eléctricos de autonomía extendida como (REEV). Los vehículos eléctricos híbrido enchufable como (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.
ECO: Los vehículos híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 kilómetros. Los vehículos híbridos no enchufables y los vehículos propulsados por gas natural (GNC y GLC) o gas licuado del petróleo que cumplan con los requisitos de la etiqueta C.
C: Los turismos y furgonetas ligeras de gasolina, matriculadas a partir de enero de 2006 (Euro 4, 5 y 6) y los de diésel a partir de 2014 (Euro 6). Los vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto de gasolina como Diesel, matriculados a partir de 2014.
B: Los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2005. Los vehículos de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel la Euro 4 y 5.

¿Cómo saber que etiqueta le corresponde a mi coche?

Para saber si a nuestro vehículo le corresponde alguna de las cuatro etiquetas ecológicas hay que tener en cuenta el tipo de motor y la fecha de matriculación. La DGT proporciona una página web para saber con exactitud que etiqueta le corresponde a cada vehículo.  Accediendo a su web www.dgt.es en el apartado “Seguridad Vial” y a continuación dando clic en el apartado “Etiqueta Medioambiental” nos aparce donde introducir la matrícula del coche. Posteriormente nos indicaran si nos corresponde alguna de las etiquetas y cuál de ellas con exactitud.
Los vehículos muy contaminantes no tienen derecho a la etiqueta ambiental. Por ejemplo, los coches de motor de gasolina matriculados antes del año 2000, los coches de Diesel anteriores al año 2006 y los vehículos de más de 8 plazas y pesados matriculados antes del año 2005.

¿Dónde comprar la etiqueta?

La colocación de la etiqueta ambiental no es obligatoria, aunque en algunas grandes ciudades es necesario llevarla para poder circular en días y horas que están de acceso restringido a las vías urbanas.
Se puede adquirir en las principales oficinas de Correos de cada provincia o pedir de forma previa en el resto de oficinas de Correos tardando 3 o 4 días hábiles.Se debe rellenar la solicitud del Distintivo Ambiental (que facilitara la propia oficina) y presentarla junto el permiso de circulación del vehículo. El trámite tiene un valor de 5 euros.
La Dirección General de Tráfico recomienda colocarla en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, o en su defecto, en cualquier sitio visible de vehículo.

 

Comentarios  

0 #1 Laureano Aranda 27-05-2018 18:38
Si de verdad tanto preocupa al Gobierno el tema de la contaminación, porqué no legaliza el uso del motor de agua ?
La descomposición del agua (H2O), además de generar energía (H), produce (O) Oxígeno.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...